Projecte Norma Civil
Departament de Justícia. Generalitat de Catalunya

pàgina elaborada per l'Institut de Dret Privat Europeu i Comparat de la UdG
amb el suport del
Departament de Justícia de la Generalitat de Catalunya

Institut de Dret Privat Europeu i Comparat UdG

Sentència de 29 de juliol de 1996

Anterior Amunt Següent

Sentència del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya
de 29 de juliol de 1996, núm. 20/1996 (Sala Civil)

Antecedents de fet
Fonaments jurídics
Part dispositiva

En BARCELONA, a VEINTINUEVE de JULIO de mil novecientos NOVENTA Y SEIS.

VISTO por la Sala de lo Civil del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, integrada por los Magistrados del margen, el Recurso de Casación interpuesto contra la Sentencia dictada en grado de apelación por la Sección 1ª de la Audiencia Provincial de Barcelona, como consecuencia de los autos de Juicio Declarativo de Menor Cuantía núm. 87/91-2ª del Juzgado de Primera Instancia núm. 9 de Barcelona a instancia de D. X1  Y Dª X2   contra Y1  y acumulados núm. 437/91-13 del Juzgado de Primera Instancia núm. 35 de Barcelona, a instancia de Dª Y1  contra Dª Y2 , D. X1  y Dª X2  . El mencionado recurso de casación, ha sido interpuesto por D. X1  Y Dª X2  , representados por el Procurador D. Antonio Mª de Anzizu Furest y defendidos por el Letrado D. José Mª Pou de Avilés. y ha sido parte recurrida Dª Y1 , representada por el Procurador D. Francisco Pascual Pascual y defendida por el Letrado D. Ramón Terol Rivero.

 

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero. - Ante el Juzgado de Primera Instancia núm. 9 de Barcelona fueron vistos autos de Juicio Declarativo de Menor cuantía a Instancia de D. X1  y Dª X2   contra Dª Y1  en la que solicitaban previa alegación de los hechos y fundamentos de derechos que estimaron oportunos que se dictara Sentencia en la que:

1. - Se declarara la nulidad de pleno derecho, por inexistencia de causa y por simulación, de la escritura pública de compraventa celebrada en fecha 28 de abril de 1.987, ante el Notario D. Antonio Roldán Rodriguez, y que tenía por objeto la venta de la mitad indivisa de la finca registral 000-Z del Reg. Prop. de Barcelona núm. 6, y de la mitad de las pertenencias de dicha finca, mobiliario, enseres y ajuar doméstico, y, como consecuencia, la nulidad de la inscripción practicada en el Registro por razón de ésta transmisión. - Declarar nulos y sin efecto los actos de disposición realizados por Dª Y1 los días inmediatamente anteriores al fallecimiento de D. Z. y los que haya realizado después sobre las cuentas corrientes y depósitos bancarios en las Entidades de Crédito que se detallan en el hecho cuarto b) de la demanda, y cualesquiera otros pertenecientes al caudal relicto del Sr. Z. cuya existencia resulte acreditada a lo largo del presente procedimiento. - Y asimismo, declarar que los citados bienes, (además de los demás que se citan en el hecho cuarto), forman parte del caudal relicto de D. X3, y que por consiguiente, pertenecerán en nuda propiedad a los actores como herederos testamentarios por partes iguales. - Que se condone a Dª Y1  a entregar a los herederos testamentarios de D. X3 todos y cada uno de los bienes de que hubiera dispuesto, tales como dinero procedente de cuentas y depósitos bancarios, así como cualesquiera otros que tenga en su poder pertenecientes al caudal relicto del causante.

2. - Que se declare que D. X1 y Dª X2   tienen derecho a percibir su cuota legitimaria en pleno dominio y libre de todo gravamen. - Que se fije el importe de la legítima a percibir por mis principales de acuerdo con las valoraciones que practiquen en periodo probatorio de este proceso, atendido el valor de los bienes y donaciones, debiendo colacionarse -debe entenderse imputarse- en su caso, y teniendo en cuenta que la legítima devenga el interés legal desde el fallecimiento del causante. - Que se ordene la reducción por inoficiosidad incluso si es necesario hasta su supresión, del legado de usufructo universal efectuado a favor de la demandada, en la medida en que afecte a la legítima de los actores. - Que se deje sin efecto la facultad concedida por el testador a la usufructuaria demandada de que pueda tomar por si misma el legado de usufructo universal, mientras no se haya concretado su derecho reducido sobre determinados bienes. - Que se declare que la donación de la suma de 500.000. - ptas., mitad del Depósito de valores constituido en Caixa de Barcelona, con número 000000000 a nombre de D. Z., cuyo total importe (1.000.000.- ptas) fue ingresado en la cta. 000000001 a nombre de Dª Y1  en fecha 11 de diciembre de 1.988, tiene el carácter de colacionable -debe entenderse imputable-, y, por consiguiente, una vez determinado el importe del caudal relicto, por adición del «relictum» y del «donatum», para el caso de que verificada la reducción o supresión de los legados, no quedarán bienes libres suficientes para cubrir la legítima de mis principales, se ordene reducir por inoficiosa tal donación, incluso si es necesario hasta su supresión.

3. - Subsidiariamente, y sólo para el caso de que se declarase la inexistencia de donación válida, y eficaz en favor de la demandada de la mitad indivisa del bien que era objeto de compraventa: Ordene la reducción por inoficiosidad, incluso si es necesario hasta su supresión, de la donación efectuada en favor de Dª Y1 , de la mitad indivisa del piso sito en Avda. A, 000, objeto de compraventa, en la medida que afecte a la legítima de los actores.

4. - Condene en costas a la demanda por imperativo legal. - Solicitando por Otrosí la anotación preventiva de la demanda en el Registro de la Propiedad.

Segundo. - Admitida la demanda a trámite se dispuso el emplazamiento de la parte demandada, lo cual verificó en tiempo y forma, presentando el oportuno escrito de contestación, y formulando a su vez demanda reconvencional, tal como es de ver en autos. Posteriormente se acordó la acumulación a los presentes autos, los de Juicio Declarativo de Menor Cuantía seguidos en el Juzgado de 1ª Instancia 35 de Barcelona, número 437/91 -B, a instancias de Y1  contra Y2, X2   y X1 , en cuya demanda, tras la alegación de los hechos y fundamentos de derecho oportunos, terminaba suplicando: 1. - Se declare la inexistencia o, alternativamente, la nulidad del contrato de compra y venta de fecha 27 de junio de 1.989, sobre la mitad proindivisa del 0º 0ª del núm. 00 de la C. C. de L.. 2. - Se declare que esa mitad proindivisa forma parte del caudal relicto del fallecido D. X3. - Se condene a todos los demandados a estar y pasar por esas declaraciones. 4. - Se decrete la cancelación de la inscripción 4ª de la finca 0000, obrante al folio 0, del libro 000, tomo 0000, de la Sección 1ª del Registro de la Propiedad 1 de Barcelona. 5. - Se condene a todos los demandos al pago de las costas del juicio.

Emplazados los demandados en los autos acumulados, contestaron la demanda en tiempo y forma y formularon asimismo demanda reconvencional, tal como es de ver en los autos. Seguido el juicio por sus trámites legales el Juzgado de 1ª Instancia núm. 9 de Barcelona con fecha 18 de noviembre de 1994, dictó sentencia cuya parte dispositiva es como sigue: «FALLO: Que estimando parcialmente las pretensiones de las partes, debo declarar y declaro: 1 ) Que Dª Y1  es usufructuaria universal y vitalicia del caudal relicto de la herencia de D. X3, a excepción de la legítima que corresponde a los actores D. X1  y Dª X2  , sin obligación de inventario ni de prestación de fianza. 2) Que el caudal relicto de la mencionada herencia está constituido por la finca con el chalet sito en L2., prov. de L3., el vehículo Suzuki XXX 00000, y la cantidad de 422.451.- ptas, procedente de saldos bancarios dispuestos por la usufructuaria y que deberá reintegrar a los referidos herederos en la cantidad de 433.429.- ptas, sin perjuicio de su afectación al ususfructo.3) Que dicho caudal relicto tiene un valor, a la fecha del fallecimiento del causante, de 17.322.451- ptas, al que ha de sumarse el de las donaciones computables, según se comprende en el Fundamento Jurídico 10º, por un importe de 8.150.000.- ptas., lo que arroja un total, a efectos de la computación de la legítima, de 25.472.45 1.- ptas. 4) Que la cuota legitimaria que corresponde a D. X1  y Dª X2  , libre de toda carga y gravamen, asciende a seis millones trescientas sesenta y ocho mil ciento trece pesetas debiendo procederse en su caso, para lograr su satisfacción, a la reducción por inoficiosidad del legado de usufructo universal otorgado en favor de Dª Y1, y si ello no fuera suficiente, a la de las donaciones computables efectuadas por el causante, todo ello así como la inscripción del usufructo en el Registro de la Propiedad a practicar en ejecución de sentencia. 5) Que los negocios transmisivos efectuados por el causante sobre las mitades indivisas de los pisos sitos en Avda. A.núm. 000, a favor de Dª Y1  mediante escritura pública de 28 de abril de 1987, y de C/C., 5º 2ª a favor de Dª Y2 mediante escritura pública de 27 de junio de 1989, constituyen sendos contratos de donación, plenamente válidos y eficaces; y que el mismo carácter de donación tiene la disposición efectuada a favor de la primera del saldo de 500.000. - ptas, procedente de un depósito de valores constituido por una letra del tesoro.

Y debo desestimar y desestimo las restantes pretensiones formuladas por las partes, todo ello sin hacer condena en costas».

Tercero. - Contra la indicada sentencia la parte demandante y demandada interpusieron recurso de apelación que fue admitido en ambos efectos y sustanciándose la alzada, la Sección lª de la Audiencia Provincial de Barcelona, dictó sentencia con fecha 18 de diciembre de 1995, cuya parte dispositiva es como sigue: «SENTENCIEM: Que desestimant totalment el recurs d'apel·lació interposat pel Procurador Sr. Anzizu en nom i representació dels Srs. Ramon i X2  i estimant en part el recurs d'apel·lació interposat por Procurador Sr. Pascual en nom i representació de la Sra. Y1  contra la Sentència de 18 de novembre de 1994 del Jutjat de Primera Instància núm. 9 de Barcelona hem de confirmar y confirmem dita resolució a excepció de: A) El punt 3) de la part dispositiva, en el sentit de que DECLAREM que el cabal relicte té un valor de 17.322.451 ptes. al que s'ha de sumar el «donatum» per un import de 500.00 ptes., el que dóna un total a efectes de computació de la legítima de 17.822.451 ptes.; b) Hem de revocar també en part el punt 4) de la part dispositiva de la sentència apel·lada i DECLAREM que la quota legitimaria que correspon als Srs. X1 i X2 , lliure de tota càrrega i gravamen ascendeix a 4.455.612 ptes., confirmant íntegrament la resta de pronunciaments d'aquest apartat quan a reducció per inoficiositat de l'usdefruit universal i donacions computables així com sobre els efectes registrals. C) Hem de revocar en part el punt 5) de l'esmentada resolució en l'únic sentit de desestimar la pretensió quan a l'escriptura pública de compravenda de 28 d'abril de 1987 de meitat indivisa de la finca de la Avda. A. 000, d'aquesta ciutat, I DESESTIMEM en aquest extrem la demanda principal, confirmant la resta del pronunciament. Tot i això sense expresa imposició de les costes processals a cap de les instàncies.»

Cuarto. - El Procurador D. ANTONIO M. DE ANZIZU FUREST actuando en nombre y representación de Dª X2 Y D. X1 , formalizó recurso de casación por infracción de normas de Derecho Civil Común y Derecho Civil de Cataluña, que basaba en los motivos siguientes:

1. - Al amparo del núm. 3 de. artículo 1692 de la LEC, fundado en la infracción del art. 359 de la Ley de Enjuiciamiento civil.

2. - Al amparo del art. 1692, 4 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, por infringir la Sentencia recurrida el art. 129 de la Compilación del Derecho civil de Cataluña.

3. - Al amparo del artículo 1692,4 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, por infracción del art. 1253 del Código Civil.

4. - Al amparo del núm. 4 del art. 1692 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, por infracción del art.1214 del Código civil.

5. - Al amparo del núm. 4 del art. 1692 de la Ley de Enjuiciamiento civil por infracción del art. 1218 y de la Jurisprudencia que lo interpreta.

6. - Al amparo del núm. 4 del art. 1692 de la Ley de Enjuiciamiento civil por infracción de los art.1261, 1275, 1276 y 1274 del Código civil.

Quinto. - Por providencia de fecha 23 de mayo pasado, se tuvo por interpuesto en tiempo y forma el recurso de casación y se pasaron las actuaciones al Ministerio Fiscal a los fines prevenidos en el art. 1709 de la L.E.C., quien evacuó el traslado conferido mediante escrito de fecha 4 de junio pasado en el sentido de considerar procedente la admisión a trámite del presente recurso. Por providencia de fecha 10 del mismo mes se admitió a trámite el recurso de casación interpuesto por el Procurador Sr. Antonio Mª de Anzizu Furest en nombre y representación de D. X1 y Dª X2  y se concedió el plazo de veinte días a la parte recurrida personada para que formalizara su impugnación, lo cual realizó oportunamente, acabando por suplicar a la Sala que se dictara Sentencia por la que se desestimara cada uno de los motivos de casación y se confirmara la Sentencia dictada por la Sección 1ª de la Audiencia de Barcelona, con imposición a la recurrente de las costas. Por providencia de fecha 27 del pasado mes se acordó la celebración de vista y se señaló la misma para el día 18 del presente mes a las 11 horas de su mañana, la cual tuvo lugar con la asistencia de los letrados y procuradores de ambas partes, habiendo comparecido en sustitución de su compañero Sr. Anzizu Furest el Procurador Sr. Girona Casagrán.

Ha sido Ponente el Ilmo. Sr. Magistrado D. LUIS Mª DIAZ VALCÁRCEL.

RAZONAMIENTOS JURÍDICOS

Primero. - El primer motivo del recurso denuncia, al amparo del núm. 3 del art. 1692 (de la Ley de Enjuiciamiento Civil, infracción del principio de congruencia establecido en el art. 359 del mismo texto legal que obliga al juzgador a decidir todos los puntos litigiosos que hayan sido objeto del debate. Estima el recurrente que la sentencia impugnada incurre en incongruencia al no computar a efectos del cálculo de la legítima el valor de la donación efectuada por el causante a favor de su esposa de la mitad indivisa de un piso sito en la calle C. nº 00 de esta ciudad; donación valorada en el procedimiento en ocho millones de pesetas. Y ello por cuanto el suplico de la demanda solicita, de manera genérica, la fijación del importe de la legítima que corresponde percibir a los actores, atendido el valor de los bienes y donaciones. Es cierto que, como tiene declarado el Tribunal Supremo en reiterada jurisprudencia que recoge este Tribunal Superior en sentencia de 10 de abril de 1995, para que la sentencia sea congruente basta con que exista una adecuación racional entre la decisión, las peticiones de los litigantes y los supuestos básicos en que estas peticiones se fundamentan, sin que se requiera una exactitud literal y rígida entre la decisión y las pretensiones deducidas bastando con que exista una adecuación sustancial, siempre que no cambie la razón de la demanda ni sustituya las cuestiones debatidas por otras diferentes. Pero no es menos cierto que el principio de congruencia supone el de rogación pues son precisamente las peticiones explícitas o implícitas de las partes las que delimitan el thema decidendi y, por tanto, el contenido de la resolución judicial. En el caso que nos ocupa, los actores, en su escrito de conclusiones señalan minuciosamente (f. 831) los bienes que deben computarse a efectos de la fijación del caudal relicto y subsiguiente cálculo de la legítima, sin mencionar el piso de la calle C. a pesar de que la viuda del causante, donataria de la mitad indivisa, figura, junto con sus hijos, como codemandante. Acierta por ello la Sentencia impugnada cuando en su segundo fundamento jurídico nos dice que el Juzgado y la Sala están vinculados por las concretas peticiones de los litigantes y que la mitad del piso de la calle C. no fue mencionada por los actores en la exposición fáctica de la demanda. La petición de que el importe de la donación compute para fijar el quantum de la legítima no aparece hasta la segunda instancia y, por tanto, extemporáneamente. Debe desestimarse este primer motivo del recurso puesto que existe congruencia entre lo pedido y lo resuelto.

Segundo. - Asimismo debe decaer el segundo motivo del recurso que, al amparo del núm. 4 del art. 1692 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, denuncia infracción del art. 129 de la Compilación del Derecho civil de Cataluña, texto refundido aprobado mediante Decreto legislativo 1/ 1984, de 19 de julio; articulo que, entre otras cosas, determina que para calcular la cuantía de la legítima se tendrá en cuenta el valor de los bienes donados por el causante. No ofrece duda que estamos ante una norma de carácter imperativo, pero resulta innecesaria la invocación del principio iura novit curia puesto que la Sentencia de primera instancia y la de apelación en cuanto confirma la anterior en este extremo, aplican rigurosamente el art.129 de la Compilación, según el texto vigente al fallecer el causante, para el cómputo del relictum y del donatum. Lo que ocurre -como queda dicho- es que los actores, a saber: los dos hijos del difunto que reclaman la legítima y la viuda, donataria de la mitad indivisa de la finca de referencia, no piden que el importe de esta donación entre en el cálculo de la legítima. Y la Sentencia recurrida desconocería el principio de rogación e incurriría en incongruencia por exceso si no se hubiese atenido, como hizo, a las alegaciones de la parte hoy recurrente

Tercero. - La Sentencia de primera instancia, en el VI de sus fundamentos jurídicos se plantea si el importe de la mitad indivisa del piso sito en el nº 00 de la Avenida A. de esta ciudad debe o no ser tenido en cuenta para el cómputo de la legítima. El bien en cuestión aparece vendido por el causante a la demandada -persona con la que convivía more uxorio- mediante escritura pública de fecha 28 de abril de 1987. Los actores solicitan la nulidad de pleno derecho de la compraventa por inexistencia de causa y por simulación, y el Juez, tras un minucioso análisis de la prueba de presunciones, llega a la conclusión de que se trata de una donación válida disimulada bajo una apariencia de compraventa; conclusión que coincide con la sostenida por los actores con carácter subsidiario. Debemos destacar que el Juez a quo no estima probado que en la presunta compraventa hubiere mediado pago del precio, pues si bien es cierto que quien aparece como compradora entregó al supuesto vendedor -bajo fe notarial- un cheque al portador, barrado y conformado, no hay prueba de que el transmitente lo haya hecho efectivo. La sentencia de segunda instancia sienta la afirmación de que la entrega de un cheque conformado «acredita de un modo contundente el pago del precio» y por ello, aún reconociendo la relación afectiva entre los contratantes, estima que nos hallamos ante una verdadera compraventa, revocando en lo menester la sentencia de primera instancia y excluyendo el importe de la mitad indivisa del cómputo de la legítima.

Cuarto. - El Código civil es tajante en cuanto afirma (art. 1170.2) que la entrega de pagarés a la orden, o letras de cambio u otros documentos mercantiles -entre los que se encuentra el cheque- sólo producirá los efectos del pago cuando hubieran sido realizados. No menos contundente es la jurisprudencia. La letra y otros efectos no son en sí mismos medio de pago, es decir, que su entrega no determina el cumplimiento, pues están subordinados a una efectiva realización, careciendo de eficacia liberatoria (Sentencias de 9 de marzo de 1982 y 30 de abril de 1983). Es necesario que los títulos se transformen en moneda efectiva (Sentencia de 4 de marzo de 1985). Esta doctrina es también aplicable a los cheques cruzados y conformados. En efecto, la Ley 19/1985, de 16 de julio, cambiaria y del cheque nos dice en sus artículos 143 y 144 que si el cheque está cruzado el librado solo podrá pagarlo a un banco o a un cliente de aquél. La conformidad del cheque acredita la autenticidad de éste y la existencia de fondos suficientes en la cuenta del librador (art. 110). Por ello no pueden suscribirse los razonamientos de la Audiencia en el cuarto de los fundamentos jurídicos de la sentencia recurrida en cuanto afirma que la demandada abonó 1.500.000 ptas, por el precio de la mitad indivisa de la finca de A. «mediante cheque bancario de la Caixa de Barcelona, al portador, barrado y conformado al dorso»; que estamos ante una «acreditación contundente del pago del precio» y que « la Sala no puede sino dar valor al pago y declarar válida la compraventa, revocando por tanto en este punto la resolución de instancia».

Quinto. - Recordemos que la demanda inicial sostiene que la enajenación del piso de la Avd. A. por el causante a favor de su compañera carecía de causa o, subsidiariamente, que tenía causa gratuita. La prueba de la simulación es, como acostumbra, de carácter indiciario y se analiza meticulosamente por el Juez de Primera Instancia en el fundamento jurídico VI de su sentencia. La demandada afirma que estamos ante una verdadera compraventa y que se pagó el precio mediante la entrega de un cheque conformado pero lo cierto es que no ha demostrado que el cheque produjera los efectos del pago mediante su efectiva realización. La primera sentencia acoge la tesis de los demandantes y estima que la compraventa instrumentada ante notario encubre una donación porque frente a la sólida prueba de presunciones -usual en los supuestos de simulación- la demandada no ha demostrado que hubiera una efectiva contraprestación onerosa. La Sentencia de segunda instancia infringe el art. 1253 del Código civil por cuanto rechaza la prueba de presunciones correctamente aplicada por el Juez basándose en la aseveración errónea de que la entrega de un cheque barrado y conformado equivale al pago. Infringe asimismo la Audiencia el art. 1214 del Código civil sobre distribución del onus probandi en cuanto asegura que frente a la prueba contundente de pago del precio mediante entrega de un efecto bancario «había de aportar la actora (los herederos legitimarios) prueba que desvirtuase esta constatación». La argumentación de la Audiencia está viciada por la afirmación errónea de que la Caixa de Barcelona no facilitó un extracto suficiente de la cuenta corriente contra la que se libró el cheque. Basta el examen de los folios 767 y 768, pieza tercera de los autos, para cerciorarse de que la Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona -en la que ahora está integrada Caixa de Barcelona- remite extracto de la cuenta desde su apertura el 24 de febrero de 1987 hasta finales del propio año; y, por tanto comprensivo de todos los movimientos habidos en torno al 28 de abril de 1987, fecha de emisión del cheque. El Juez de Primera Instancia dispuso de este documento solicitado por los actores, lo que no impidió apreciar que la pretendida compraventa encubría una donación. Quien afirma que un contrato carece de causa o que la causa es gratuita afronta la difícil demostración de un hecho negativo: la no entrega de contraprestación efectiva, mientras la parte que afirma que se pagó precio y que además acredita bajo fe notarial la entrega de un cheque, le bastaba con probar que el efecto fotocopiado en el escritura no formaba parte del aparato simulatorio y que fue efectivamente cobrado. Tarea que ni tan siquiera intentó a pesar de su simplicidad, máxime habida cuenta de que al tratarse de un cheque barrado hubiera tenido que hacerse efectivo a través de la entidad bancaria. Por todo ello deben acogerse los motivos tercero y cuarto del recurso, articulados al amparo del núm. 4 del art. 1692 de la Ley de Enjuiciamiento civil por infracción de los arts. 1253 y 1214 del Código civil y jurisprudencia que los interpreta, casándose en lo menester la sentencia recurrida; resultando innecesario el análisis de los dos últimos motivos.

Sexto. - De acuerdo con lo dispuesto en el art. 1715 de la Ley de Enjuiciamiento civil y vistos los términos del debate no se estima procedente la expresa imposición de costas en ninguna de las instancias. VISTAS las disposiciones legales citadas y demás de pertinente aplicación

En nombre del Rey y por la autoridad que nos confiere el pueblo español.

FALLAMOS

Que estimando los motivos tercero y cuarto del recurso de casación interpuesto por la representación de Dª X2 y D. X1 contra la Sentencia dictada por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Barcelona el 18 de diciembre de 1995 (rollo 116/95) desestimando expresamente los dos primeros motivos del recurso, casamos la mentada Sentencia en cuanto modifica la dictada por el Juez de Primera Instancia nº 9 de Barcelona en fecha 18 de noviembre de 1994 (asunto 87/91); sin hacer expresa imposición de las costas causadas.

Líbrese certificación de esta resolución que se remitirá a la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Barcelona, Junto con el rollo y autos recibidos en su día.

Así por esta nuestra Sentencia lo pronunciamos, mandarnos y firmamos.


Universitat de Girona ©Projecte Norma Civil
Institut de Dret Privat Europeu i Comparat

Universitat de Girona

Webmaster: Dr. Albert Ruda