Projecte Norma Civil
Departament de Justícia. Generalitat de Catalunya

pàgina elaborada per l'Institut de Dret Privat Europeu i Comparat de la UdG
amb el suport del
Departament de Justícia de la Generalitat de Catalunya

Institut de Dret Privat Europeu i Comparat UdG

Sentència de 29 de juliol de 1996

Anterior Amunt Següent

Sentència del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya
de 29 de juliol de 1996, núm.19/1996 (Sala Civil)

Antecedents de fet
Fonaments jurídics
Part dispositiva

En BARCELONA, a VEINTINUEVE de JULIO de mil novecientos NOVENTA Y SEIS.

VISTO por la Sala de lo Civil del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, integrada por los Magistrados al margen indicados, el recurso de casación contra la sentencia dictada en grado de apelación por la Audiencia Provincial de Girona, Sección Primera, en fecha 8 de Febrero de 1.996, como consecuencia de los autos de Juicio de Menor Cuantía, en reclamación del suplemento hereditario de legítima, tramitados en el Juzgado de Primera Instancia nº 5 de Girona y promovidos por Dª. X1  contra Dª. Y1  y D. Y2, cuyo recurso fue interpuesto por la referida actora Dª. X1, representada por el Procurador D. JORDI FONQUERNI IBARS y defendida por el Letrado D. JUAN ANZA I GARCÍA, en el que es parte recurrida D. Y2, representado por la Procurador Dª. ELISABET HERNÁNDEZ VILAGRASA, y defendido por el Letrado D. JORDI SALGAS I RICH.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero. - El Juzgado de Primera Instancia nº 5 de los de Girona tramitó el juicio declarativo de menor cuantía núm. 507/92, por demanda que promovió Dª X1  en la que, tras hacer exposición de antecedentes y fundamentos de derecho, suplicó al Juzgado que se dictara sentencia condenatoria en los siguientes términos: A) Es condemni a Y1  a aportar al patrimoni de l'herència el valor real rebut de la compra-venda atorgada pel causant XY.  en data de 15-2-89. B) Es condemni a Y2  a suportar que es computin en el patrimoni hereditari el valor de les tres donacions de dates 3-1-73, i 24-9-79 a fi de procedir a l'exacte còmput de les llegítimes individuals i, per tant, la que correspon a l'actora. C) Realitzades les anteriors aportacions, calcular l'import de les llegítimes, i si resultés que l'actiu hereditari superés al passiu, es condemni a Y1  en la seva condició d'usufructuària i de persona amb facultat de distribuir els béns de l'herència, a abonar a la actora la llegítima que li correspon prèvia deducció d'allò que va rebre a l'escriptura d'inventari i adjudicació de 25-8-89 amb més els interessos des de la mort del causant. D) Subsidiàriament i pel supòsit que realitzades les anteriors aportacions i calculat l'import de les llegítimes, resultés que el passiu hereditari superés a l'actiu, es condemni a Y2  a suportar la rescissió total o parcial de les tres donacions abans esmentades i de les que en va ser donatari i se'l condemni a pagar a la part actora l'import de la llegítima prèvia deducció i interessos abans citats i declarant el dret del donatari a fer ús del que disposa l'article 142 de la CDCC. E) Es declari en període d'execució de sentència i en base a les anteriors premisses, l'import exacte de les llegítimes individuals i, per tant, la de l'actora. F) Es condemni en costes als demandats.

Segundo. - Los demandados Dª Y1  y D. Y2  comparecieron en tiempo y forma en las actuaciones, contestando a la demanda mediante la presentación del oportuno escrito ajustado a las prescripciones legales, en el que solicitaban se dictase sentencia absolviéndoles de dicha demanda con imposición de las costas a la parte actora.

Tercero. - El Magistrado-Juez del Juzgado de Primera Instancia nº 5 de los de Girona, dictó sentencia en 15 de Febrero de 1.994, con el siguiente fallo literal: «DECIDEIXO. - Que estimant parcialment la demanda interposada per X1 contra Y1  i Y2 , declaro que: 1) Que la Sra. X1  té dret a suplement de llegítima per import de 4.245.837 PTA, per la seva condició de llegitimària a la mort del seu pare XY.. - 2) Que el codemandat Sr. Y2  haurà de pagar a la part actora l'import de l'esmentat suplement amb més els interessos legals des de la data d'interposició de la demanda per la seva condició de donatari de les donacions sotmeses a reducció per inoficioses i que s'han esmentat en el fonament jurídic catorzé. -3) Absolc de les pretensions deduïdes en la demanda a la Sra. Y1 . - 4) No es fa especial pronunciament en matèria de costes».

Cuarto. - La referida sentencia fue recurrida en apelación por la demandante Dª X1 , ante la Audiencia Provincial de Girona (Rollo 184/94), en cuyo trámite recayó sentencia, que pronunció la Sección Primera en fecha 8 de Febrero de 1.996, con la siguiente parte dispositiva: «FALLAMOS: Que, debiendo estimar el recurso de apelación formulado por Dª. X1  contra la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número cinco de Girona, en los autos de menor cuantía número 507/92, con fecha 15 de febrero de 1.994, y desestimar el formulado por Dña. X1 , DEBEMOS REVOCAR la sentencia de instancia, y, desestimando la demanda, absolver a D. Y2  de todos los pedimentos de la demanda, con imposición a la apelante de las costas causadas en la primera instancia a todos los demandados, sin que haya lugar a pronunciarse respecto de las costas de esta alzada».

Quinto. - El Procurador de los Tribunales D. JORDI FONQUERNI IBARS, causídico de la parte demandante Dª. X1 , formuló recurso de casación ante esta Sala, contra la sentencia dictada en grado de apelación. con apoyo en los siguientes motivos: 1º - Al amparo del art. 1692.3º por quebrantamiento de las formas esenciales del juicio por infracción de las norma reguladoras de la sentencia, que ha producido además la indefensión de la recurrente, con violación del derecho reconocido en el art. 24 de la Constitución, ocasionándose el quebrantamiento por infracción de lo dispuesto en el art. 359 de la Ley de Enjuiciamiento Civil y de la regla en él contenida de la congruencia de las sentencias, en relación con las pretensiones de las partes, y 2º. - Al amparo del art. 1692.4º de la Ley de Enjuiciamiento Civil, por infracción de las normas del Ordenamiento Jurídico que resultan aplicables para resolver las cuestiones objeto del debate, citando como norma infringida el art. 129 de la Compilació del Dret Civil de Catalunya en relación con el art. 122 del mismo texto.

Sexto. - Admitido el recurso y evacuado el trámite de impugnación, se señaló para la votación en día veintisiete de Junio pasado, en que tuvo lugar.

Ha sido Ponente el Magistrado de esta Sala Excmo. Sr. D. GUILLERMO VIDAL ANDREU.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero. - Para la adecuada resolución del presente recurso procede dejar consignados los antecedentes siguientes: en fecha 17 de diciembre de 1.992 doña X1  formuló demanda ante el Juzgado de Primera Instancia núm. 5 de Girona contra su madre doña Y1  y su hermano Y2 , alegando sustancialmente que en fecha 30 de Agosto de 1.957 su padre D. XY  otorgó testamento en el que instituía herederos universales de su bienes a sus hijos Y1 -demandante - Y2 -demandado- y Z, instituyendo usufructuaria a la esposa, con facultades de «distribuir desigualmente los bienes de la herencia entre sus hijos». En fecha 24 de Septiembre de 1.979 D. José  donó a su hijo Y2 «como anticipo de la herencia» dos fincas, una rústica sita en Palou de Revardit y una urbana sita en Banyoles. En fecha 3 de Enero de 1.973 D. XY  donó a su hijo Y2 una finca urbana sita en L.. El 15 de diciembre de 1.986 el causante otorgó un codicilo adicionando el testamento con la siguiente cláusula: «Es voluntad del testador que las donaciones de bienes muebles o inmuebles que haya podido efectuar en vida a cualquiera de sus hijos no serán tenidas en cuanta en el momento de proceder a la división de la herencia, y por consiguiente, no se computen en el haber hereditario del testador». En fecha 15 de febrero de 1.989 el mismo D. XY.  otorgó escritura de compraventa de una finca sita en L2 en favor de Y3 y Y4, figurando como precio el de 8.590.000, -ptas. Finalmente, el 7 de Marzo de ese mismo año, 1.989, falleció D. XY. Se procedió al inventario y distribución de los bienes hereditarios en escritura pública de fecha 25 de Agosto de 1.989, no apareciendo en el mismo las tres fincas donadas a D. Y2  ni el precio de la finca vendida a los Sres. ---. En dicha escritura consta la declaración de que los herederos aceptaron pura y simplemente «su» herencia, declaran hallarse totalmente conformes con la distribución de bienes que su madre ha efectuado en favor de cada uno de ellos y toman posesión de los mismos.

De esta suerte, las acciones ejercitadas por la demandante se contraen a condenar a doña Y1  a aportar al haber hereditario el precio real recibido por la venta de la finca a D. Y3y Dª Y4, a condenar a D. Y2  a soportar que se computen en el haber hereditario el valor de las tres donaciones recibidas; en consecuencia, si así calculado, el activo es mayor que el pasivo, condenar a Dª Y1  a abonar a los demandantes la legítima que les corresponda previa deducción de lo recibido; y, si el pasivo es mayor, condenar a D. Y2 a soportar la rescisión total o parcial de las donaciones, en beneficio de Dª Y1.

La parte demandada se opuso alegando, en primer término, la excepción de litisconsorcio pasivo necesario al no haberse llamado al proceso a D. Z, hermano de los litigantes y coheredero; niega a su vez legitimación a la actora por entender que la aceptación de la herencia es título atributivo de la legítima; afirma que Dª Y1  no puede aportar al haber hereditario el precio de la compraventa convenida en fecha 15 de febrero de 1.989 por no obrar en su poder; niega legitimación pasiva a la misma pues entiende que quien está obligado al pago de las legítimas es el heredero y no el usufructuario; alude a la conformidad prestada con la distribución de bienes según consta en el inventario, con lo que columbra fraude de ley y abuso de derecho en la acción ejercitada y, finalmente, relaciona una serie de mejoras efectuadas por D. Y2  en las fincas donadas que, por lo dispuesto en el art. 129 de la Compilación Catalana, deben detraerse del «donatum».

La Sentencia de Primera Instancia declaró que Dª X1  tenía derecho a suplemento de legítima por importe de 4.245.837, -Ptas. y que el demandado D. Y2  debe pagar a la actora el importe de dicho suplemento con los intereses legales a partir de la interposición de la demanda, absolviendo de todos los pedimentos a Dª Y1 .

Entablado recurso de apelación y adherido al mismo el demandado D. Y2 , la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Girona acordó, en diligencia para mejor proveer, que se practicaran informes periciales por un Arquitecto y un Economista para determinar el valor real del «relictum» referido a la fecha del fallecimiento del causante. Practicadas las pruebas, se dictó sentencia en la que, revocando la de Primera Instancia, se absolvía a D. Y2  de todos los pedimentos contenidos en la demanda.

Segundo. - El primer motivo de recurso se articula ahora sobre la base del artículo 1.692.3º de la Ley de Enjuiciamiento, es decir, en alegación de quebrantamiento de las formas esenciales del juicio por infracción de las normas reguladoras de la sentencia, y, en concreto, por vicio de incongruencia, art. 359 de la misma Ley. En sustancia se dice que la parte demandante, en su demanda, reflejó el valor del «relictum» que se hallaba consignado en la escritura de inventario y adjudicación de sus bienes hereditarios (documento núm. 6 de aquella demanda) y que la parte demandada en ningún momento impugnó dicho valor, lo que sí hizo, en cambio, con el valor del «donatum». De esta forma quedó fijado el objeto de debate respecto a este punto, viéndose alterado, luego, en segunda instancia, cuando la Audiencia Provincial, en diligencia para mejor proveer, procedió a la valoración del «relictum», llegando a la conclusión de que la demandante había recibido por herencia más de lo que por legítima le correspondía.

El motivo casacional ha de ser aceptado. Según el artículo 359 de la Ley procesal las sentencias han de ser «... congruentes con las demandas y con las demás pretensiones deducidas oportunamente en el pleito ...» (el subrayado es nuestro). La congruencia, pues, supone la adecuación del fallo resolutorio con las pretensiones de las partes, fijadas de modo definitivo en el período alegatorio. Como dice la Sentencia de 24 de Octubre de 1.985, la congruencia ha de ser apreciada en función del binomio pretensiones del suplico de los escritos fundamentales- fallo de la sentencia.

En definitiva son las partes, a través de sus alegaciones, las que fijan el objeto del proceso. De ahí que la sentencia de 21 de junio de 1.993 haya dicho que para que exista la congruencia exigida por el art. 359 de la Ley de Enjuiciamiento Civil es necesario que el fallo guarde acatamiento a lo sustancial de lo solicitado y a los hechos que sirven de apoyo a la petición, debidamente alegados y discutidos en el pleito, excediéndose de sus funciones jurisdiccionales cuando se aparta del principio «iusta allegata et probata» que obliga al juzgador a decidir con sujeción a los hechos alegados. Numerosas resoluciones han declarado que no le es lícito al Tribunal modificar o alterar la causa de pedir, apartándose de los hechos fijados, o sustituir las cuestiones debatidas por otras (sentencias de 30 de diciembre de 1.993 y 22 de julio de 1.994, entre otras).

A la luz de la anterior doctrina es visto que la sentencia de segunda instancia incurre en vicio de incongruencia. No lo entienden así los Juzgadores, que, con cita de la sentencia de este Tribunal Superior de fecha 22 de noviembre de 1.993, afirman que «la naturaleza de derecho necesario de las normas sobre computación de la legítima, obliga a este Tribunal, ... a determinar el valor objetivo «real del relictum y del donatum». Sin embargo, lo que dice la sentencia citada de este Tribunal Superior es que «las operaciones sobre el cálculo de la legítima han de hacerse de acuerdo con los criterios que establece la Ley ... y no ha de conferirse relevancia a las valoraciones que pretenda establecer el testador o cualquiera de los interesados en el pago de la legítima». No obsta, pues, a la doctrina de este Tribunal el que todos los interesados acepten el valor de los bienes a repartir. De hecho así se desprende de la sentencia de esta misma Sala, de fecha 23 de noviembre de 1.992. La diferencia es esencial: no se trata de valoración hecha por el testador o por un interesado, sino del valor dado por los herederos, todos, y la usufructuaria, a plena conformidad. Conformidad que se refleja más tarde en el planteamiento de la litis, en el bloque alegatorio y en la prueba practicada en primera instancia, ninguna dirigida a valorar el «relictum». De ahí que la propia sentencia de primera instancia parta de la siguiente premisa (Fundamento de Derecho 7º): «Pel que fa als béns hereditaris en el moment de la mort cal computar tots els detallats en l'inventari efectuat i amb el valor que a cadascun s'ha atribuït i que no ha estat objecte d'impugnació per cap de les parts. Aquell inventari estava compost per 10 béns i el valor total atorgat al conjunt és de 30.362.983,-ptes. ...»

La actuación de la Audiencia, al proceder, en diligencia para mejor proveer, a valorar los bienes del «relictum», desconociendo el valor convenido, supone la introducción en el proceso de un elemento de valoración externo al objeto fijado por las partes y así su fallo necesariamente ha de caer en incongruencia.

Tercero. - El segundo motivo de recurso viene basado en el numeral 4ª del artículo 1.692 de la Ley de Enjuiciamiento Civil por infracción de las normas del ordenamiento jurídico que resultan aplicables para resolver las cuestiones objeto de debate, citando como norma infringida el artículo 129 de la Compilació del Dret Civil de Catalunya en relación con el 122 del mismo texto. El motivo ha de ser rechazado.

El artículo 129 de la Compilación catalana refiere el modo de computar las legítimas y establece una serie de reglas a seguir. El recurrente entiende que la sentencia infringe en concreto el párrafo referido a las deducciones cuando dice «el valor objecte de les dites donacions i liberalitats serà el que tenien al temps de morir el causant, prèvia deducció de les millores útils costetjades pel donatari dels béns donats ...»; a continuación, y resumiendo, sostiene que el demandado D. Y2  no ha logrado probar el pago de las mejoras útiles introducidas en la finca núm. 000.

Olvida, sin embargo, el recurrente que la casación opera sobre la sentencia de la Audiencia Provincial, no sobre la de primera instancia y dicho recurrente, en el presente recurso, sólo discute y combate la sentencia del órgano inferior, sin mención alguna de la de alzada que en absoluto se refiere a las reglas del artículo 129 de la Compilación catalana. De otro lado, lo que específicamente cuestiona no es la aplicación del precepto sustantivo que cita, correctamente aplicado por el Juez de Primera Instancia, sino la valoración que éste hace de la prueba practicada, lo que llanamente se aleja del marco casacional que abre el artículo 1.692,4º de la L.E.C. (Sentencias, por todas, de 6 de octubre y 12 de diciembre de 1.994).

Cuarto. - Al acogerse uno de los motivos del recurso, no se hará especial pronunciamiento sobre las costas causadas (art. 1.715.2º L.E.C.).

Por todo lo expuesto,

FALLAMOS

Que estimado el recurso de casación interpuesto por el Procurador D. JORDI FONTQUERNI BAS, en nombre y representación de Dª X1, contra la Sentencia dictada por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Girona en fecha 8 de Febrero de 1.996. casamos y anulamos la misma, y confirmamos en su integridad la dictada por el Juzgado de Primera Instancia núm. 5 de Girona el 15 de Febrero de 1.994, sin hacer expresa condena de las costas causadas en las dos instancias y en este recurso.

Líbrese a la mencionada Audiencia testimonio de la presente sentencia y remítase a la misma junto con los autos originales y rollo de apelación.

Así por ésta, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Universitat de Girona ©Projecte Norma Civil
Institut de Dret Privat Europeu i Comparat

Universitat de Girona

Webmaster: Dr. Albert Ruda