Projecte Norma Civil
Departament de Justícia. Generalitat de Catalunya

pàgina elaborada per l'Institut de Dret Privat Europeu i Comparat de la UdG
amb el suport del
Departament de Justícia de la Generalitat de Catalunya

Institut de Dret Privat Europeu i Comparat UdG

Sentència de 15 de febrer de 1996

Anterior Amunt Següent

Sentència del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya,
de 15 de febrer de 1996, núm.6/1996 (Sala Civil)

Antecedents de fet
Fonaments jurídics
Part dispositiva

Barcelona , a quince de febrero de mil novecientos noventa y seis.

VISTO por la Sala de lo Civil del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, integrada por los Magistrados expresados al margen, los presentes autos de Recurso Extraordinario de Revisión, interpuesto por D. X1 , representado por el Procurador D. MANUEL SUGRAÑES PEROTES y defendido por el Letrado D. JAIME LOPEZ COLLADO contra la Sentencia dictada en fecha 17 de noviembre de 1994 por el Juzgado de 1ª Instancia núm. 44 de esta Ciudad, en el Juicio de desahucio núm. 765/94-C por falta de pago de la renta seguido a instancia de D. Y1  aquí representado por el Procurador D. JAIME DURBAN MINGUELL y defendido por el letrado D. JOSÉ MARÍA PUIG PES, y

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero. - El Procurador Sr. SUGRAÑES PEROTES, en representación acreditada de D. X1 , mediante escrito de fecha 13 de Septiembre de 1995, interpuso demanda de Recurso de Revisión contra la Sentencia dictada en fecha 17 de Noviembre de 1994 por el Juzgado de Primera Instancia núm. 44 de esta ciudad en Juicio de desahucio núm. 765/94-C, en el que han sido partes el aquí demandado en revisión, D. Y1 contra. X1 .

Se hacía constar que el recurso se interponía al amparo del núm. 4 del artículo 1.796 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, por entender que había existido una maquinación fraudulenta por parte de los Sres. Y1 e Y2

Después de alegar los hechos y fundamentos de derecho que estimaba oportunos, terminaba suplicando a la Sala se tuviera por interpuesto el recurso de revisión contra la indicada Sentencia, y previos los trámites legales, se dicte Sentencia acordando la rescisión de la Sentencia dictada en fecha 17 de Noviembre de 1.994 por el Magistrado Juez del Juzgado de Primera Instancia núm. 44 de esta Ciudad, en el Juicio de Desahucio núm. 765/94-C, con imposición de costas a los demandados y ordenando la devolución del depósito constituido. Por medio de Otrosí Segundo se interesó el recibimiento a prueba del presente procedimiento.

Segundo. - Por proveído de fecha 14 de Septiembre de 1.995, se tuvo por presentado escrito y documentos con los que se formaría el oportuno rollo que sería registrado en su libro. Por designado apud-acta al Procurador SR. SUGRAÑES PEROTES, señalándose día y hora para que tuviera lugar la ratificación, mandándose testimoniar el resguardo de depósito quedando el original bajo la custodia del Secretario y designándose Ponente. El 28 de Septiembre de 1.995 se dictó Providencia en la que se tuvo por hecha la comparecencia prevista en el art. 281.3 de la L.O.P.J. y en virtud de la misma se tuvo por parte legítima en nombre de la recurrente, al Procurador D. MANUEL SUGRAÑES PEROTES; por interpuesto Recurso de Revisión respecto de la sentencia firme dictada por el Juzgado de Primera Instancia núm. 44 de los de Barcelona, en el Juicio de Desahucio núm. 765/94-C; y, conforme a lo previsto en el art. 1.801, párrafo 2º de la L.E.C., se acordó reclamar los antecedentes del pleito al mencionado Juzgado, disponiéndose, asimismo, el emplazamiento de cuantos hubieren litigado en los autos para que en el término de cuarenta días compareciera a sostener lo que a su derecho conviniere, con entrega de copias y cédula oportunas. En fecha 16 de Octubre de 1.995 se recibió copia del expediente de Desahucio núm. 765/94 acordándose su unión. Por proveído de fecha 30 de octubre de 1.995 se tuvo por comparecido y parte a D. Y1  y en su nombre y representación al Procurador SR. DURBAN MINGUELL, y efectuando impugnación al recurso, se le tuvo por evacuado el trámite de contestación al mismo. Por providencia de fecha 23 de Noviembre siguiente se declaró en rebeldía a la codemandada Dª Y2, siguiéndose los trámites sucesivos conforme a lo establecido para la sustanciación de los incidentes en la Ley de Enjuiciamiento Civil; acordándose, asimismo, el recibimiento del pleito a prueba por el término de veinte días comunes a las partes para proponer y practicar, formándose los oportunos ramos separados, dentro de los cuales se llevaron a cabo las propuestas y declaradas pertinentes con el resultado que obra en autos.

Cuarto. - Por providencia de 21 de Diciembre de 1.995 se acordó la unión a los autos de las pruebas practicadas, quedando el procedimiento a la vista, para Sentencia. En fecha 4 de Enero del corriente año, no habiendo sido solicitada vista pública, se señaló para que tuviera lugar la votación y fallo el día 25 de Enero siguiente; asimismo, de conformidad a lo prevenido en el art. 1.802 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, se dispuso oír al Ministerio Fiscal acerca de si ha o no lugar a la admisión del recurso, comunicándole las actuaciones originales a tales efectos. Por Diligencia de Ordenación de fecha 5 de Enero siguiente, se acordó la unión a los autos del exhorto expedido para la práctica de la prueba documental pública admitida.

Por providencia de fecha 25 de enero pasado se tuvo por evacuado el trámite conferido al Ministerio Fiscal, en el sentido de considerar improcedente la estimación del presente recurso, quedando las actuaciones a la vista para dictar Sentencia y por proveído de fecha 29 de enero y con suspensión del plazo para dictar Sentencia, se acordó para mejor proveer, reclamar al Juzgado de Paz de San Pol de Mar, el exhorto expedido para la práctica de la prueba de confesión del demandado Sr. X1, cuyo exhorto cumplimentado se devolvió a esta Sala.

Ha sido Ponente el Ilmo. Sr. Magistrado D. LUÍS MARÍA DÍAZ VALCÁRCEL.

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

Primero. - La prueba obrante en autos acredita los siguientes extremos, de relevancia para resolver el presente recurso de revisión:

A) Don Y1 y doña Y2 dedujeron demanda de juicio de desahucio por falta de pago contra don X1.

B) La citación en el domicilio del demandado resultó negativa, manifestando una vecina «que el demandado hace tiempo que vació el piso y desde entonces no le ha vuelto a ver». (F. 41 )

C) Los demandantes solicitaron la citación en estrados y mediante cédula que se fije en la puerta de la vivienda objeto del desahucio; no obstante conocer perfectamente, desde la fecha en que concertaron el arrendamiento, el lugar donde trabajaba el demandado.

D) Una vez dictada Sentencia por la que se declara resuelto el contrato de arrendamiento sin audiencia del arrendatario, los actores formularon demanda de juicio de cognición reclamando al Sr. X1 rentas del arrendamiento devengadas y no pagadas. En este segundo litigio señalan para el emplazamiento del demandado el domicilio de su lugar de trabajo.

E) Al ser emplazado, el hoy actor vino en conocimiento de la anterior demanda de desahucio tramitada sin su audiencia.

Segundo. - El Tribunal Constitucional tiene reiteradamente declarado (ad exemplum, Sta. 233/1988) que el emplazamiento por edictos debe ser utilizado únicamente cuando no sea posible recurrir a otros medios más efectivos por ignorarse su paradero; de modo que no se acuda al emplazamiento edictal sin haber agotado aquellas modalidades que aseguren en mayor grado la recepción por el destinatario de la correspondiente cédula. En la misma línea, el Tribunal Supremo estima que siendo esencial en los procesos contradictorios la intervención de todas las partes litigantes, deben apurarse al límite las normas establecidas en la Ley procesal para realizar la citación de las mismas (Sta. 4 de octubre de 1994). Es doctrina reiterada del Tribunal Supremo la de que entraña maquinación fraudulenta toda actividad de la parte actora encaminada a dificultar, disimular u ocultar al demandado el planteamiento de un litigio manifestando inexactamente desconocer su paradero provocando un emplazamiento edictal (Sta. 26 de julio de 1994). Esta Sala Civil del Tribunal Superior de Justicia siguiendo, como no podía ser menos, la corriente jurisprudencial resumida tiene declarado en numerosas resoluciones -citaremos como más reciente la Sta. de 30 de noviembre de 1995- que bajo el término de maquinación fraudulenta cabe comprender todas aquellas actividades de la actora que vayan dirigidas a dificultar u ocultar al demandado la iniciación del juicio con el objeto de obstaculizar su defensa, asegurando el éxito de la demanda.

Tercero. - En el caso que nos ocupa, los actores en el juicio de desahucio, al resultar negativa la citación en el domicilio del demandado, solicitaron se efectuara en estrados, haciendo una interpretación incorrecta del art. 1576 de la Ley de enjuiciamiento civil, contraria al principio de lealtad procesal y a la jurisprudencia reseñada supra. No pueden decir que «ignoraban el paradero del demandado» si al suscribir el contrato de arrendamiento les facilitó por escrito la dirección del taller donde trabajaba, lugar donde fue efectivamente citado en el segundo litigio. Debe destacarse que en el mencionado juicio de cognición, el codemandado Sr. Y1., absolviendo posiciones, confiesa conocer que la profesión del Sr. X. era la de mecánico y saber donde estaba su lugar de trabajo «ya que así constaba en la ficha existente como arrendatario» (folios 10 y 12). Por todo ello la conducta de los aquí demandados debe subsumirse en la categoría de maquinación fraudulenta, tal como la utiliza el art. 1.796 de la Ley de enjuiciamiento civil y procede dar lugar a la revisión de la Sentencia firme de desahucio.

Cuarto.- Estimándose el recurso de revisión procede acordar la devolución al recurrente del depósito constituido sin que se aprecie, en este juicio revisorio, temeridad que aconseje la expresa imposición de costas.

En nombre del Rey, y en virtud de la autoridad conferida por el pueblo español

FALLAMOS

Que estimando el recurso de revisión entablado por el procurador de los tribunales D. Manuel Sugrañes Perotes en representación procesal de D. X1, decretamos la rescisión total de la Sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 44 de esta ciudad en fecha 17 de noviembre de 1994 (Juicio de desahucio núm. 765/94-C) por concurrir la causa de maquinación fraudulenta del núm. cuarto del art. 1796 de la Ley de enjuiciamiento civil. Expídase certificación de la presente resolución al Juzgado de procedencia para que las partes usen de su derecho según les convenga. Asimismo acordamos la devolución del depósito a la parte recurrente y no hacer expresa imposición de las costas causadas en el juicio revisorio. La presente resolución, contra la que no cabe recurso, publíquese y notifíquese con arreglo a derecho.

Así por esta nuestra Sentencia lo pronunciarnos, mandamos y firmamos.

 

Universitat de Girona ©Projecte Norma Civil
Institut de Dret Privat Europeu i Comparat

Universitat de Girona

Webmaster: Dr. Albert Ruda