Projecte Norma Civil
Departament de Justícia. Generalitat de Catalunya

pàgina elaborada per l'Institut de Dret Privat Europeu i Comparat de la UdG
amb el suport del
Departament de Justícia de la Generalitat de Catalunya

Institut de Dret Privat Europeu i Comparat UdG

Sentència de 22 de gener de 1996

Anterior Amunt Següent

Sentència del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya
de 22 de gener de 1996, núm.2/1996 (Sala Civil)

Antecedents de fet
Fonaments jurídics
Part dispositiva

Barcelona, a veintidós de enero de mil novecientos noventa y seis.

VISTO por la Sala de lo Civil del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, integrada por los Magistrados del margen, el Recurso de Casación interpuesto contra la Sentencia dictada en grado de apelación por la Sección 2ª de la Audiencia Provincial de Lleida, como consecuencia de los autos de Juicio Declarativo de Menor Cuantía núm. 82/88 a instancia de D. X1 representado por la Procuradora Dª MONTSERRAT R. GOMA y asistida por el Letrado D. ENRIC MONRÓS GUITART contra D. Y1 representado por el Procurador D. ALBERT DEL CID MAJORAL y asistida por la Letrada Dª ANNA CERDÀ GASCH y contra «Y2» declarada en situación de rebeldía.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero. - Ante el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de La Seu d'Urgell fueron vistos autos de Juicio Declarativo de Menor Cuantía a instancia de D. X1 contra D. Y1 y «Y2» en la que solicitaba previa alegación de los hechos y fundamentos de derecho que estimó oportunos, que se dictara Sentencia en la que: «Se declare la nulidad e ineficacia de la declaración de obra nueva contenida en la escritura de fecha 7 de octubre de 1.983, ordenando la cancelación de la inscripción registral a que haya dado lugar, y consecuentemente se declare que la casa-torre perteneciente en pleno dominio al Sr. X1 en su calidad de sustituto fideicomisario en la herencia de D. W., se declare no proceder a la detracción de la cuarta trebeliánica en la herencia relicta por D. W. por parte de la fiduciaria ni por los herederos de ésta, y en consecuencia declare la nulidad e ineficacia de la detracción de la cuarta trebeliánica contenida en la escritura de fecha 11 de Julio de 1.985, ordenando la cancelación de las inscripciones registrales a que en su caso, hayan podido dar lugar. Subsidiariamente declare que, aunque procediere la detracción de la cuarta trebeliánica, es igualmente nula e ineficaz la detracción contenida en la escritura de fecha 11 de Julio de 1.985, por no ajustarse a derecho, ordenando asimismo la cancelación de las inscripciones registrales a que, en su caso, hayan podido dar lugar. Declare la nulidad e ineficacia de la venta a favor de Y2 de las fincas miras. ---- inscritas en el Registro de la Propiedad de La Seu d'Urgell, ordenando la cancelación de las inscripciones registrales a las que, en su caso, hayan podido dar lugar, condenando a Y2 a entregarlas a D. X1, caso de que se hallen en su poder. Declare que pertenecen en pleno dominio a D. X1 la totalidad de las fincas relacionadas en la escritura de inventario y aceptación de herencia de fecha 23 de Mayo de 1.986, con todas sus accesiones incorporadas natural o artificialmente durante la pendencia del fideicomiso. Declare que pertenecen en pleno dominio a D. X1 los bienes descritos en el suplico del escrito de demanda. Declare que pertenecen en pleno dominio a D. X1 cualesquiera otros bienes que integran dicha herencia y no se hallen indicados o relacionados en el escrito de demanda. Condene a D. Y1 a entregar a D. X1 todos los bienes que integran la herencia relicta por D. W. y que además no han sido entregados a D. X1, con todas sus accesiones incorporadas natural o artificialmente, condenándole además a entregar todos los frutos y rentas que dichos bienes hayan producido una vez transcurridos los treinta días siguientes a la fecha en que D. Y1 fue requerido notarialmente para entregar la herencia, condenando asimismo a la demandada al pago de las costas causadas, con expresa declaración de temeridad.»

Segundo. - Admitida la demanda se dispuso el emplazamiento de la demandada a fin de que compareciera en tiempo y forma, lo que verificó oportunamente, a excepción de la Cía. «Y2» que fue declarada en rebeldía, y tras alegar los fundamentos de derecho que estimó aplicables terminó suplicando se dictara Sentencia por la que se desestime la demanda interpuesta de contrario, absolviendo a la condenada Sr. Y1. Por la demandada se formuló, asimismo, reconvención en la que, después de alegar los fundamentos de derecho que estimaba aplicables, terminó suplicando se dictase Sentencia por la que «Se desestime, en todo, todos y cada uno de los pedimentos de declaración y condena de la demanda principal formulada por la actora y declarar que la casa-torre u obra nueva inscrita a favor de la Y3, pertenece en propiedad a ella por haberla construido de su cuenta y cargo y el derecho a la fiduciaria, hoy su heredero de confianza Sr. Y1 a detraer y hacer suya la cuarta trebeliánica en la herencia de autos, posponiendo para tramites de ejecución de sentencia el calculo y atribución del importe o bienes que integren dicha cuarta trebeliánica y sentando las bases necesarias y suficientes para llevar a cabo tales cálculos y atribución, condenando a la actora en costas.» Seguido el juicio por sus trámites, el indicado Juzgado, con fecha 14 de Septiembre de 1.994, dictó Sentencia cuya parte dispositiva es como sigue: «Que estimando como estimo la demanda formulada por la Procuradora Dª Montserrat R. Goma, en nombre y representación de D. X1 (fallecido) habiéndole sucedido en el proceso sus herederos D. Y1 y D. X1 Y contra la Y2 y D. Y1, DEBO DECLARAR Y DECLARO la nulidad de la escritura pública de fecha 7 de Octubre de 1.983, ordenando la cancelación de la inscripción, si se hubiere efectuado en el Registro de la Propiedad de la Seu d'Urgell, y que la casa-torre en la finca inscrita en el tomo 000, libro 00, finca 0000 pertenece en pleno dominio a la parte actora así como dicha finca, si bien en ejecución de sentencia, ésta satisfará a la parte demandada las cantidades que se señalen en base a lo preceptuado y atendiendo a lo dispuesto en los artículos 185 y 208 de la Compilació de Dret Civil de Catalunya; igualmente DEBO DECLARAR Y DECLARO no tubo lugar a la detracción de la cuarta trebeliánica y por tanto la nulidad de la escritura de fecha 11 de julio de 1. 985 y DEBO ACORDAR Y A CUERDO la cancelación de las inscripciones registrales, si bien en cuanto a la finca núm. 3336 se estará a Lo dispuesto en los artículos 185 y 208 de la compilación; asimismo DEBO DECLARAR Y DECLARO la nulidad de la venta a favor de Y2 de las fincas números 00000 no figurando en dicha escritura la finca 000 y DEBO ACORDAR Y ACUERDO la cancelación de las inscripciones efectuadas y DEBO CONDENAR Y CONDENO a la sociedad Y2 a que las entregue a la parte actora, en el caso de hallarse en su poder sin perjuicio de los derechos que puedan corresponder a los terceros adquirientes de buena fe, y también DEBO DECLARAR Y DECLARO que pertenecen en pleno dominio las fincas relacionadas en la escritura de fecha 23 de mayo de 1.986, si bien en relación con la finca 3336, deberá satisfacerse en ejecución de sentencia la cantidad que resulte de valorar la casa-torre conforme a lo dispuesto en los artículos 185 y 208 de la Compilació de Dret Civil de Catalunya; del mismo modo DEBO DECIARAR Y DECLARO que pertenecen en pleno dominio a la parte actora los bienes relacionados en los apartados a), b), c), d) y e) con las especificaciones contenidas en el fundamento de derecho señalado con el ordinal número cuatro, así como lo solicitado en el apartado séptimo del petitum de la demanda. Por último DEBO CONDENAR Y CONDENO a la parte demandada a entregarlos bienes que integren la herencia relicata y que todavía no han sido entregados, con todos sus accesiones y frutos y rentas siempre que se dé cumplimiento de lo establecido en el art. 206 de la Compilación en relación con el art. 209 del mismo Cuerpo Legal con la salvedad de satisfacer las cantidades que resulten en ejecución de sentencia en concepto de bienes incorporados al fideicomiso, en relación con la finca 3336 de L. y en cuanto a los frutos y rentas DEBO CONDENAR Y CONDENO a la parte demandada conforme a lo preceptuado en los artículos 204 y siguientes de la Compilació de Dret Civil de Catalunya. En cuanto a la demanda reconvencional, que estimando parcialmente la demanda interpuesta por el Procurador D. Albert del Cid Majoral en nombre y representación de D. Y1 (fallecido), siendo sucedido procesalmente por sus herederos -------- contra D. X1 DEBO DECLARAR Y DECLARO que no pertenece en propiedad a la parte reconveniente sino que es de pleno dominio de los reconvenidos, si ,bien en ejecución de sentencia éstos satisfarán a la parte reconveniente la cantidad que resulte de aplicar lo dispuesto en los artículos 185, y 208 de la Compilació de Dret Civil de Catalunya. Igualmente, DEBO DECLARAR Y DECLARO que no ha lugar al derecho de detraer la cuarta trebeliánica, con los pronunciamientos que se han explicitado en el presente fallo y en el fundamento de derecho señalado con el ordinal cuarto. Respecto a las costas, cada parte abonará las causadas a su instancia y las comunes por mitad. »

Tercero. - Contra la indicada sentencia ambas partes interpusieron recurso de apelación que fue admitido en ambos efectos y sustanciándose la alzada, la sección 2ª de la Audiencia Provincial de Lleida, dictó Sentencia con fecha 5 de Junio de 1.995, cuya parte dispositiva es como signe: «Desestimamos el recurso de apelación interpuesto por la representación de Dª V. contra la Sentencia dictada en el Juicio de menor cuantía 82/88 del Juzgado de la Seu d'Urgell, en el sentido de considerar de pleno dominio los bienes señalados con el petitum 6º de la demanda bajo las letras a), b), c), a) y e), el fideicomisario, si bien haciendo la consideración que figura en el fundamento jurídico 2º de esa resolución respecto al valor de los mismos y declarar el pleno dominio de la casa-torre sita en L., calle C. 00, a favor de los actores sin indemnización alguna, desestimando al efecto la reconvención formulada. Se estima el recurso interpuesto por el actor la no haberse probado debidamente que la casa-torre indicada fuera construida a costa de la Y3, por lo que pertenece a la herencia de D. W., sin tener que satisfacer cantidad alguna a los herederos de Dª Y1, confirmando así totalmente la demanda formulada, al dejar subsistentes el resto de los pronunciamientos de la sentencia recurrida, que no han sido objeto de impugnación, con imposición de las costas de ambas instancias y de la reconvención a la parte demandada. ». Con fecha 9 de Junio de 1.995 se dictó Auto Aclaratorio de la anterior Sentencia, cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: «Rectificar el error material cometido en la Sentencia de 5 de los corrientes dictada en el Rollo de apelación civil 153/95, en el sentido de sustituir el párrafo que figura en el fallo de la misma «si bien haciendo la consideración que figura en el fundamento jurídico 2º de esa resolución ... » por: «si bien haciendo la consideración que figura en el fundamento jurídico 2º de esta resolución .... »

Cuarto. - El Procurador D. ANTONIO Mª DE ANZIZU Y FUREST, en nombre y representación de Dª V., formalizó recurso de casación por infracción de normas de Derecho Civil Común y Derecho Civil de Cataluña, que basaba en los motivos siguientes:

1º. - Al amparo del apartado 4º del art. 1.692 de la L.E.C., por infracción del art. 1.253 del C. Civil en cuanto requiere un hecho base demostrado, en relación con el art. 1.249 del C. Civil y la Doctrina Legal que se dirá (Ss. del Tribunal Supremo de fechas 9 de Diciembre de 1.994, 24 de Diciembre de 1.994 y 18 de Marzo de 1.988).

2º. - Al amparo del apartado 4º del art. 1.692 de la L.E.C., por infracción del art. 1.253 del C. Civil en relación con la Doctrina Legal que se dirá (ss. del Tribunal Supremo de fecha 24 de Mayo de 1.994, 7 de Febrero y 26 de Marzo de 1.990, 13 de Diciembre de 1.989 y 16 de Marzo de 1.982).

3º. - Al amparo del apartado 4º del art. 1.692 de la L.E.C., por infracción del art. 1.218 del C. Civil, en relación con la Doctrina Legal que se dirá (Ss. del Tribunal Supremo de fechas 14 de Junio de 1.989, 12 de Febrero de 1.991, 24 de Abril de 1.991).

4º. - Al amparo del apartado 4º del art. 1.692 de la L.E.C., por infracción del art. 38 de la Ley Hipotecaria y de la doctrina legal que se dirá (Ss. del Tribunal Supremo de fechas 18 de Julio de 1.990, 20 de Diciembre de 1.993 y 30 de Septiembre de 1.992).

5º. - Al amparo del apartado 4º del art. 1.692 de la L.E.C., por infracción de la Doctrina Legal que se cita (Ss. del Tribunal Supremo de fechas 20 de Enero de 1.983 y 25 de Febrero de 1.976).

6º. – Al amparo del apartado 4º del art. 1.692 L.E.C., por infracción del art. 1.253 del C. Civil, en relación con la Doctrina Legal que se dirá (Ss. del Tribunal Supremo de fecha 4 de Febrero de 1.992, 19 de Diciembre de 1.991, 8 de Mayo de 1.991, 18 de Enero de 1.990 y 24 de Octubre de 1.989).

7º. - Al amparo del apartado 4º del art. 1.692 L.E.C., por infracción del art. 199 de la Compilació de Catalunya.

Quinto. - Por providencia de fecha 2 de Noviembre de 1.995, se tuvo por interpuesto el recurso de casación y pasaron las actuaciones al Ministerio Fiscal a los fines del art. 1.709 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, el cual, mediante escrito de fecha 13 de Noviembre siguiente, solicitó la admisión a trámite del recurso en base al art. 1.730, 1º de la Ley de Enjuiciamiento Civil, en su redacción dada por la Ley 10/1.992 de 30 de Abril, de Medidas Urgentes de Reforma Procesal y en base al articulo 73, 1º, a) de la Ley Orgánica del Poder Judicial 6/85, de 1 de Julio. Por proveído de fecha 16 de Noviembre siguiente se admitió el recurso de casación interpuesto, concediéndose un plazo de veinte días para que la parte contraria formalizara escrito de impugnación que lo efectuó en tiempo y forma. Por providencia de 18 de Diciembre último se señaló para que tuviera lugar la vista el día 11 de Enero a las once horas, celebrándose el día y hora señalados con la asistencia de D. ---- por la parte recurrente y D. ------  por la parte recurrida, solicitando la parte recurrente que se estimaran los motivos del recurso y dictara sentencia de conformidad con el mismo y la parte recurrida que se desestime el recurso interpuesto y se confirme la sentencia recurrida.

Ha sido Ponente el Ilmo. Sr. D. Y1 Mª DÍAZ VALCÁRCEL.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero. - La presente litis tiene su origen en el testamento otorgado el 27 de Junio de 1.951 por D. W. fallecido sin descendencia el día 4 de Abril de 1.965; disposición de última voluntad por la que instituía heredera vitalicia a su esposa Dª ---  «y a su fallecimiento, a ella sustituye y herederos instituye a los hermanos del testador (mas no a los hijos de los hermanos) que vivan en aquel momento, por partes iguales y a sus libres voluntades». Formula el presente recurso de casación Dª V., hija y sucesora mortis causa del sobrino y heredero de confianza de la fiduciaria y comparecen como recurridos D. Y1 y D. X1 Y, hijos y sucesores del heredero fideicomisario, hermano del testador. El recurso se articula en siete motivos; los cuatro primeros hacen referencia a un chalet sito en L. que según la tesis de la recurrente fue construido a expensas de su tía, en vida del testador y en terrenos propiedad de éste. Los tres últimos motivos aluden al pretendido derecho de la heredera fiduciaria a detraer la cuarta trebeliánica, derecho reconocido por el art. 198 de la Compilación de Derecho Civil de Cataluña, aplicable al caso por razón de lo dispuesto en la Disposición Transitoria Novena del Código de Sucesiones por causa de muerte en el Derecho Civil de Cataluña, Ley 40/1.991, de 30 de Diciembre.

Segundo. - La sentencia dictada por el Juez de La Seu d'Urgell el 14 de Septiembre de 1.994, en su fundamento jurídico tercero, llega a la conclusión de que el chalet de la Cerdanya pertenece en pleno dominio al sustituto fideicomisario de la herencia del fideicomitente «sin perjuicio de lo establecido en el art. 185 de la Compilación», en virtud de la escritura de obra nueva otorgada el 7 de Octubre de 1.983 por el Sr. K. La Audiencia de Lleida, en Sentencia de 5 de Junio de 1.995, reexaminando la prueba que analiza en detalle -fundamento de derecho segundo B- llega a la conclusión de que no se ha demostrado que la construcción de referencia hubiere sido ordenada por Dª ---  a sus expensas, fallando en consecuencia que el pleno dominio de la casa-torre sita en L., Calle C. 00 pertenece a los actores (fideicomisarios) «sin indemnización alguna, desestimando al efecto la reconvención formulada.» El somero análisis de las resoluciones de instancia revela la inanidad de los dos primeros motivos del recurso. El primero, al amparo del núm. 4 del artículo 1.692 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, denuncia infracción del art. 1.253 del Código Civil en relación con el 1.249 del mismo texto. La Audiencia deja sentado que el chalet no fue construido con bienes propios de la esposa del fideicomitente y heredera fiduciaria. Esta afirmación fáctica no puede ser combatida en casación alegando infracción de Ley y doctrina legal respecto a la prueba de presunciones y ello por cuanto el Tribunal de instancia, reexaminando todo el material probatorio, llega a la conclusión de que no se a demostrado que la construcción se hubiera hecho a expensas de la reclamante; sin que las consideraciones finales sobre el testamento del Sr. W.  deban ser calificadas como, «prueba de presunciones» sino, en todo caso, interpretación de la voluntad del testador, ni tengan carácter decisivo en la argumentación. Por las razones expuestas debe decaer también el segundo motivo del recurso que alegando asimismo infracción del art. 1.253 del Código Civil pretende combatir el juicio deductivo insito en la presunción que se dice aplicada por la Sala y que para el recurrente cae en la irracionalidad o carece del carácter lógico que le es propio.

Tercero. - Al amparo del núm. 4 del art. 1.692 de la Ley de Enjuiciamiento Civil el recurrente denuncia infracción del art. 1.218 del Código Civil por cuanto la sentencia combatida niega valor probatorio a la escritura de declaración de obra nueva otorgada en fecha 7 de Octubre de 1.983. Los documentos públicos hacen prueba, aún contra tercero, del hecho que motiva su otorgamiento y de la fecha de éste (art. 1.218.1 del Código Civil). Por tanto, como ha reiterado la jurisprudencia (Sentencias de 26 de Febrero de 1.983 y 27 de Mayo de 1.985, entre muchas otras), el documento público sólo garantiza lo comprendido en la unidad de acto, pero no su verdad intrínseca que escapa a la apreciación notarial. En el caso que nos ocupa no se discute que el Sr. ---  acudiera a la notaria el día 7 de Octubre de 1.983 e hiciera ante el fedatario determinadas declaraciones sino precisamente la veracidad intrínseca de sus manifestaciones que la Sala de instancia, en ejercicio de sus facultades y apreciando ponderadamente el material probatorio, estima que no responden a la realidad de lo acaecido en la construcción del edificio de constante referencia.

Cuarto. - Tampoco puede estimarse que la Audiencia haya infringido el art. 38 de, la Ley Hipotecaria conforme denuncia el cuarto de los motivos de casación articulados por el recurrente. Las declaraciones de obra nueva, reguladas en el art. 208 de la Ley Hipotecaria y en los arts. 94 y 308 del Reglamento, no son derechos males inscribibles o anotables en el Registro de la Propiedad (art. 1 y 2 de la Ley) protegidos por las presunciones establecidas en el art. 38. Pero aún suponiendo que las llamadas circunstancias fácticas de la inscripción estuvieran cubiertas por el principio de legitimación registral, se trataría de una presunción iuris tantum destruíble mediante prueba en contrario y que ha sido efectiva como patentiza la Sentencia del Juez de Primera Instancia que declara la nulidad de la de 7 de Octubre de 1.983 y ordena la cancelación de la inscripción a que hubiera podido dar lugar el registro de la propiedad de La Seu d'Urgell, extremo confirmado en apelación por además, deja sin efecto la indemnización acordada por el Juzgado con fundamento en los arts. 185 y 208 de la Compilación.

Quinto. - La sentencia de primera instancia argumenta con minuciosidad y de forma atinada la no procedencia de la detracción de la cuarta trebeliánica en la herencia relicta de D. W.  por parte de la fiduciaria o por los herederos de ésta. La Audiencia omite en su sentencia todo razonamiento al respecto y no menciona la cuarta trebeliánica en la parte dispositiva en la que afirma «dejar subsistentes el resto de los pronunciamientos de la sentencia recurrida, que no han sido objeto de impugnación.» Quiere con ello referirse -y así resulta del inscripción de los fundamentos de derecho - a los extremos no mencionados en el acto de la vista. La Sala no ha infringido la doctrina legal contenida en las Sentencias del Tribunal Supremo de fechas 20 de Enero de 1.983 y 25 de Febrero de 1.976 como sostiene el recurrente en el quinto de los motivos que articula al amparo del apartado 4º del art. 1.692 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. La Audiencia nada dijo al respecto porque nada alegó en alzada la parte apelante, y confirma expresamente el pronunciamiento del Juez sólidamente respaldado por los seis folios que abarca el fundamento de derecho cuarto de la primera sentencia. Es cierto que la presunción de inocencia, o mejor, el derecho -calificado como fundamental en el art. 24 de la Constitución - a obtener la tutela efectiva de los jueces y tribunales en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos, sin que, en ningún caso pueda producirse indefensión, tiene aplicación en el ámbito civil. Pero no ha sido infringido en el caso que nos ocupa en el que el silencio de la Sala responde al silencio del apelante y está suplido por la remisión explícita a lo resuelto por el Juez, e implícita a los razonamientos que lo apoyan.

Sexto. - La parte recurrente aduce, en el sexto motivo del recurso, infracción del art. 1.253 del Código Civil por entender que el Juez -y la Sala que asume el razonamiento de la primera Sentencia - realizó un juicio deductivo ilógico, irracional y contrario a las normas del buen criterio humano al relacionar la irregularidad del inventario que debió practicar la fiduciaria con la conducta muy posterior del heredero de confianza de dicha fiduciaria. El art. 199.3 de la Compilación, en su primera redacción, dispone con claridad que no se considerará tornado en forma el inventario cuando, a sabiendas del fiduciario, no figuren en él todos los bienes relictos, ni cuando se hubiere confeccionado en fraude de los fideicomisarios. Nótese que el inventario no podrá calificarse de «debido» y no dará derecho a la cuarta trebeliáncia cuando se redacte en fraude de los fideicomisarios, o bien (no cumulativamente) cuando sea deliberadamente incompleto. Está plenamente probado, y así lo recoge la Sentencia de primera instancia, que dentro del plazo legal de un año el inventario no había hecho sino iniciarse con lo cual no es necesario acudir a presunciones de fraude para negar a la fiduciaria el derecho a detraer la cuarta trebeliánica. Con ello decae también el séptimo y último de los motivos de casación que alega infracción del art. 199 de la Compilación, pues no es cierto que requiera necesariamente mala fe en el fiduciario para estimar que el inventario de la herencia fideicomitida no ha sido tomado en forma. Basta con que el inventario practicado sea incompleto «a sabiendas», es decir, a conciencia de que no figuran en él todos los bienes y deudas. No se trata aquí -como se deduce de la sentencia de instancia - que en el inventario practicado en el plazo legal existan omisiones o errores involuntarios En él se escamotea la mayor parte del extenso patrimonio inmobiliario del fideicomitente, cuya existencia no podía ser desconocida por la viuda y heredera fiduciaria.

Sétimo. - Por imperativo de Lo dispuesto en el último párrafo del art. 1.715 de la Ley de Enjuiciamiento Civil procede imponer al recurrente las costas causadas.

Por Lo expuesto, en nombre del Rey y por la autoridad conferida, por el Pueblo español.

FALLAMOS

Que desestimamos en todas sus partes el recurso de casación   interpuesto por la representación procesal de Dª V. contra la Sentencia dictada el 5 de Junio de 1.995 (rollo 153/95) por la Audiencia Provincial de Lleida; con expresa imposición a la recurrente de las costas del recurso.

Líbrese certificación de esta resolución que se remitirá a la Sección 2ª de la Audiencia Provincial de Lleida, juntamente con el rollo y autos recibidos en su día.

Así por esta Sentencia, Lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Universitat de Girona ©Projecte Norma Civil
Institut de Dret Privat Europeu i Comparat

Universitat de Girona

Webmaster: Dr. Albert Ruda