Projecte Norma Civil
Departament de Justícia. Generalitat de Catalunya

pàgina elaborada per l'Institut de Dret Privat Europeu i Comparat de la UdG
amb el suport del
Departament de Justícia de la Generalitat de Catalunya

Institut de Dret Privat Europeu i Comparat UdG

Sentència de 13 d'octubre de 1995

Anterior Amunt Següent

 

Sentència del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya,
de 13 d'octubre de 1995, núm 27/1995 (Sala civil i penal)

Antecedents de fet
Fonaments jurídics
Part dispositiva

Barcelona, a trece de octubre de mil novecientos noventa y cinco.

VISTO por la Sala de lo civil del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, integrada por los magistrados expresados al margen, los presentes autos de recurso extraordinario de revisión, interpuesto por D. X, mayor de edad y vecino de L., representado por el Procurador D. Francisco Fernández Anguera y defendido por el Letrado Dª Evelia Calvo Plà, interpuesto contra la sentencia firme dictada por la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Barcelona, en el rollo de apelación núm. 767/94. dimanante de juicio verbal 4/94, seguido a instancia de Dª Y y D. Y2, aquí representados por el procurador D. Jesús María González Majan, y defendidos por el letrado D. César Larriba Zamora.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.- El procurador Sr. Francisco Fernández Anguera, en representación acreditada de D. X, mediante escrito de fecha 10 de marzo de 1995, interpuso demanda de recurso de revisión contra la sentencia firme dictada por la Sección 4ª de la Audiencia Provincial de Barcelona en el rollo 767/94, en el que han sido parte D. Y2, aquí parte recurrida y D. X, aquí parte recurrente. 

A los efectos prevenidos en el art. 1797 de la Ley de Enjuiciamiento Civil hacía constar la firmeza de la sentencia revisada, que se deduce de la notificación efectuada al demandado. Que la demanda se interpone antes del plazo de cinco años desde la fecha de la publicación de la Sentencia y dentro de los tres meses desde que tuvo conocimiento de la misma, desde la notificación en fecha 7 de febrero de 1995 según los arts. 1798 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Civil; que acompañaba resguardo acreditativo de haberse efectuado depósito previo de 50.000 pesetas según el art. 1799 de la Ley de Enjuiciamiento Civil y que fundamentaba la demanda revisoria en el motivo núm. 4 del art. 1796 de la Ley de Enjuiciamiento civil por haberse ganado injustamente en virtud de maquinación fraudulenta.

Después de alegar los hechos y fundamentos de derecho que estimó oportunos, terminó suplicando a la Sala se tuviera por interpuesto el recurso de revisión contra la indicada sentencia, y previo los trámites legales, se dictara sentencia dando lugar a la rescisión de la resolución firme impugnada, devolviéndose el depósito constituido a esta parte y los autos al Juzgado de Primera Instancia nº 9 de Hospitalet de Llobregat, con certificación del fallo; por un primer otrosí solicitó que se recibiera a prueba el presente juicio; y por un segundo otrosí que, encontrándose la sentencia impugnada en fase de ejecución, se procediera a suspender la ejecución de la sentencia dictada por el Juzgado de 1ª Instancia nº 9 de Hospitalet de Llobregat, con la prestación de fianza que la Sala estime pertinente según el art. 1803 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Segundo.- Por providencia de fecha 15 de marzo pasado se tuvo por presentado en esta Sala el escrito de demanda de revisión, se tuvo por comparecido y parte a la representación del recurrente y se designó Ponente al que pasaron las actuaciones para instrucción y sometimiento a deliberación de la resolución procedente. Por providencia de fecha 16 de marzo pasado se testimonió en autos los resguardos acreditativos de los depósitos de 50.000 pesetas y de 238.656 en concepto de pago, de alquileres, y se pasaron al Ministerio Fiscal para informe a los efectos del art. 1803.2 de la Ley de Enjuiciamiento civil, el cual lo evacuó en el sentido de oponerse a la suspensión solicitada. Por auto de fecha 16 de marzo pasado se acordó suspender la ejecución de la Sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia núm. 9 de Hospitalet de Llobregat, una vez el recurrente prestara fianza por importe de 50.000 pesetas.

Tercero. - Por providencia de 27 de abril pasado se tuvieron por recibidos testimonio de la demanda y sentencia obrantes en el juicio verbal núm. 4/94 seguido ante el Juzgado de Primera Instancia nº 9 de Hospitalet de Llobregat, uniéndose a los autos de su razón y conforme al art. 1801 de la Ley de enjuiciamiento civil, se emplazó a los recurridos para que en el término de cuarenta días comparecieran a sostener lo que a su derecho conviniera con entrega de copias y cédula oportunas. Por proveído de fecha 8 de junio pasado, se tuvo por comparecido y parte legítima al Procurador D. Jesús Mª González Majan en nombre de la parte recurrida, teniéndose por evacuado el trámite de contestación y siguiéndose los sucesivos, conforme a la sustanciación de los incidentes y de conformidad con lo solicitado por ambas partes, se acordó recibir a prueba el incidente por el término de veinte días comunes a las partes para proponer y ejecutar, formándose los oportunos ramos separados, dentro de los cuales se llevaron a cabo las propuestas por ambas partes que se admitieron y declararon pertinentes, con el resultado que es de ver en los autos.

Cuarto.- Por providencia de fecha 13 de julio pasado y por solicitada dentro de plazo por la parte recurrente vista, ésta se señalo para el día 21 de septiembre pasado a las once horas de su mañana, la cual tuvo lugar.

Ha sido Ponente el Ilmo. Sr. Magistrado D. Luís Mª Díaz Valcárcel.

 

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

Primero. -El presente recurso extraordinario de revisión que se fundamenta en el nº 4 del art. 1796 de la Ley de enjuiciamiento civil por entender que la sentencia firme dictada por la Audiencia Provincial de Barcelona (Sección cuarta) en fecha 8 de noviembre de 1994 ha sido ganada injustamente a virtud de maquinación fraudulenta. La jurisprudencia ha tenido ocasión de pronunciarse reiteradamente sobre el concepto  de maquinación fraudulenta a los efectos del recurso de revisión, exigiendo que las actuaciones que la integran sean imputables a la parte contraria, decisivas en la fundamentación de la sentencia y ajenas al proceso (Sentencia del Tribunal Supremo de 4 de abril de 1990). Por lo que hace al último de los requisitos mencionados la Sentencia de 21 de marzo de 1972 y muchas otras posteriores (13 de abril de1981, 8 de junio de 1982 y 15 de noviembre de 1983) afirman que la impugnación de la sentencia firme objeto de este proceso especial ha de fundarse en motivaciones que no pertenezcan al proceso mismo en que la resolución se dictó sino que sean «extrínsecas» a dicho proceso y determinen, por tanto, la existencia de vicios trascendentes a él; con lo cual se diferencia del recurso de casación en que los errores que lo motivan son errores inmanentes al proceso. Muy recientemente, la Sala Primera del Tribunal Supremo, abundando en lo que denomina «conceptos ya estereotipados por una añeja jurisprudencia» insiste en que «los hechos base de la revisión deben apoyarse en causas ajenas al litigio tramitado y no en cuestiones ya debatidas, objetivo que no es del recurso de revisión, que se ha de fundamentar en hechos ocurridos fuera del pleito y no en los alegados y probados en él, pretendiendo su nuevo análisis y apreciación probatoria (Sentencia de 31 de marzo de 1932, 2 de enero de 1934, 12 de julio de 1940, 5 de octubre de 1991 y 26 de marzo de 1993). Y esta última sentencia pone de relieve que la circunstancia de «ajenidad» de los hechos hace referencia no a la falta de conexión de los datos con el asunto -lo que sería absurdo- sino que no hayan sido hechos (es decir, afirmaciones sobre los hechos) constitutivos del debate judicial» Sentencia de 24 de abril de 1995). Lo que el legislador entiende como maquinación fraudulenta «consiste, según la doctrina, en aquella argucia engañosa empleada por el litigante, extraña al desarrollo del proceso mismo, en su sustanciación rigurosa ante los Tribunales» o como dice la sentencia de 18 de enero de 1983, cualquier conducta encaminada a dificultar a la otra parte -en este caso el demandado- el planteamiento del juicio u ocultárselo con el propósito de obstaculizar o impedir su defensa, sin que, como añade la sentencia de 8 de octubre de 1988, puedan considerarse como tal maquinación fraudulenta actos no ajenos al pleito y que fueron alegados y discutidos en el mismo (sentencias de 19 de febrero de 1990, 6 de noviembre de 1990 y 23 de enero de 1993)». Sentencia 13 de mayo de 1995.

Segundo.- La lectura detenida del escrito en el que se articula el recurso de revisión, en relación con la sentencia que se pretende revisar, revela con claridad que todas y cada una de las actuaciones atribuidas a la parte contraria y que configuran la supuesta maquinación fraudulenta, fueran alegadas en el litigio y explícitamente analizadas por la Audiencia en su resolución final. En efecto, los sucesivos litigios habidos desde el año 1989 entre Dª Y y don Y2, propietarios de una vivienda sita en L. y D. X, arrendatario de la misma y que han culminado en la sentencia firme que declara la resolución del contrato sin posibilidad de rehabilitación, tienen su causa -según el recurrente- en la reiterada resistencia de los propietarios a cobrar el precio del arrendamiento y toda su argumentación va encaminada a demostrar que la negativa sistemática al cobro de los alquileres unida a los escasos conocimientos jurídicos del inquilino han conducido a la sentencia que se combate. Analizar aquí la problemática expuesta sería convertir la revisión en una tercera instancia, cuando su verdadera naturaleza es la de recurso extraordinario de aplicación restrictiva por afectar al principio casi absoluto de intangibilidad e irrevocabilidad del fallo que tenga carácter de firme, sin que tan extraordinario recurso pueda constituir un medio que autorice a los litigantes para proponer un nuevo examen de cuestiones que tuvieran su ámbito adecuado en el pleito (Sentencias de 11 de octubre y 13 de noviembre de 1985, entre otras). Debemos insistir en que la Sección Cuarta de la Audiencia de Barcelona al dictar la sentencia cuya revisión se pretende ha tenido en cuenta los mismos hechos y la misma argumentación que se expone en el escrito inicial del recurso de revisión; y así en el fundamento de derecho cuarto podemos leer que subsiste la evidencia «de que en cinco años al actor ha instado seis juicios de desahucio por falta de pago de la renta, sin que el demandado haya justificado las circunstancias que pudieran justificar tan anómala actitud». Ni puede esta Sala civil del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña constituirse en una tercera instancia ni la supuesta maquinación de los propietarios tiene la nota de «ajenidad» al proceso que exige la jurisprudencia analizada en el fundamento jurídico precedente. La claridad de lo expuesto conduce a la desestimación del recurso, de conformidad con el dictamen emitido por el Ministerio Fiscal y sin necesidad de ulteriores consideraciones.

Tercero. - De conformidad con lo establecido en el art. 1809 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, al declararse improcedente el recurso de revisión, se condenará en todas las costas del juicio y en y a pérdida del depósito al que lo hubiera promovido;

En nombre del Rey en virtud de la autoridad conferida por el pueblo español,

 

FALLAMOS

  Que desestimamos el recurso de revisión entablado por el procurador D. Francisco Fernández Anguera en la representación procesal de Don X por el que se pretendía la rescisión de la Sentencia firme dictada por la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Barcelona el 8 de noviembre de 1994 (rollo 767/94), con imposición a la parte recurrente de las costas causadas y acordando la pérdida del depósito constituido.

Así por esta nuestra sentencia lo acordamos, mandamos y firmamos.

 

Universitat de Girona ©Projecte Norma Civil
Institut de Dret Privat Europeu i Comparat

Universitat de Girona

Webmaster: Dr. Albert Ruda