Projecte Norma Civil
Departament de Justícia. Generalitat de Catalunya

pàgina elaborada per l'Institut de Dret Privat Europeu i Comparat de la UdG
amb el suport del
Departament de Justícia de la Generalitat de Catalunya

Institut de Dret Privat Europeu i Comparat UdG

Sentència de 25 de setembre de 1995

Anterior Amunt Següent

 

Sentència del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya
de 25 de setembre de 1995, núm. 24/1995 (Sala Civil i Penal) 

Antecedents de fet 
Fonaments de Dret 
Part dispositiva 

Barcelona, a veinticinco de Septiembre de mil novecientos noventa y cinco.

VISTO por la Sala de lo Civil del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, integrada por los Magistrados expresados al margen, las presentes actuaciones de recurso extraordinario de revisión interpuesto por D. X, representado por el Procurador D. Juan Rodés Durall y defendido por el Letrado D. José María Lligoña Doménech, y formulado contra la Sentencia de fecha 20 de Diciembre de 1994 dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 7 de los de Barcelona, en autos de juicio declarativo de menor cuantía n. 1094/89, iniciado a instancia de Dª Y.

 

ANTECEDENTES DE HECHO

 

Primero. - El Procurador Sr. Rodés Durall en representación de D. X, mediante escrito de fecha trece de octubre de 1993, interpuso la demanda de recurso extraordinario de revisión contra la Sentencia mencionada que dictó el Juzgado de Primera Instancia nº 7 de los de Barcelona en autos de juicio de menor cuantía nº 1094/89, cuyo expediente promovió Dª Y; la acción revisora la amparaba en el art. 1796, nº 4º, de la Ley de Enjuiciamiento Civil, por cuanto la Sentencia firme se ha ganado injustamente en virtud de maquinación fraudulenta, y se interpone dentro del plazo de tres meses contados desde el día en que se descubrió la maquinación fraudulenta. Después de alegar los demás hechos y fundamentos de derecho que estimaba oportunos terminó suplicando que previos los trámites legales se dictara sentencia rescisoria de la resolución recurrida y los actos posteriores y que se acordase la suspensión de la ejecución de la sentencia recurrida. A tal efecto solicitó de la Sala que se librara y expidiera mandamiento dirigido al Notario de Barcelona D. Vicente Moreno Torres Camy, domiciliado en Avda. A, 0-0, 14ª con el fin de que suspenda la tramitación de la escritura de adjudicación en cumplimiento de la Sentencia recurrida.

 

Segundo. - Por providencia de esta Sala de fecha dieciséis de diciembre de 1993 se tuvo por presentado el escrito con los documentos y copias acompañados al mismo, incoándose el presente procedimiento en el que se tuvo por comparecido y parte al Procurador Sr. Rodés Durall en la representación que acreditaba de D. X, testimoniándose en autos el poder que acreditaba su representación y el resguardo del depósito constituido, designándose Ponente y pasando al mismo las actuaciones. Por otra providencia del dieciséis del mismo mes se acordó reclamar del Juzgado de Primera Instancia nº 7 de Barcelona los antecedentes del pleito.

 

Tercero. - Que recibidos del Juzgado de Primera Instancia nº 7 de Barcelona los antecedentes del pleito, por providencia de fecha trece de enero de 1994 se acordó emplazar a la actora en el mismo Dª Y, con entrega de copias y cédula oportuna, para que dentro del término de cuarenta días compareciera a sostener lo que conviniera a su derecho; y habiendo transcurrido el término del emplazamiento sin que compareciera la demandada en revisión Dª Y, se la declaró en rebeldía.

 

Cuarto. - Por providencia de trece de julio de 1995 y no habiéndose pedido el recibimiento a prueba,  se acordó traer los autos a la vista para dictar sentencia, con citación de las partes, acordándose oír al Ministerio Fiscal, conforme dispone el art. 1802 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Evacuado el trámite por el Ministerio Fiscal, en el sentido de considerar procedente la estimación del recurso, se pasaron las actuaciones al Magistrado Ponente, para dictar la resolución oportuna.

Ha sido Ponente el Magistrado de esta Sala Ilmo. Sr. Don Jesús E. Corbal Fernández.

 

FUNDAMENTOS DE DERECHO

 

Primero. - Para la adecuada decisión del presente juicio de revisión civil procede consignar los siguientes antecedentes fácticos, que resultan de la documental acompañada a la demanda de revisión y autos del juicio declarativo cuya sentencia definitiva y firme se pretende rescindir: 1.- El 20 de Diciembre de 1989 el Procurador de los Tribunales D. Narciso Ranera Cahís en la representación procesal de Dª Y formuló contra su esposo D. X B. demanda de juicio ordinario de menor cuantía en la que interesa la división de la copropiedad respecto de dos fincas urbanas con adjudicación de una de ellas a la actora y la otra al demandado, y caso de oposición se proceda a la venta con reparto del precio. 2.- En dicha demanda se afirma desconocer el paradero del Sr. B., y se solicita por ello en el segundo otrosí el emplazamiento por medio de edictos de acuerdo con el art. 269 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. 3.- El pleito, número 1094/89, del Juzgado de Primera Instancia nº 7 de esta Ciudad, se siguió en rebeldía del demandado, del que no consta haya tenido en ningún momento conocimiento de la existencia de las actuaciones. 4.- El 20 de Diciembre de 1990 recayó sentencia estimatoria de la demanda, la que se notificó por medio de edictos publicados en el B.O.P de 19 de Enero de 1991, procediéndose a la ejecución en el sentido de adjudicar uno de los pisos a la demandante Sra. Y y el otro al demandado Sr. X, previo sorteo de los lotes formados. 5.- Con anterioridad al litigio expresado había habido otro pleito entre los mismos interesados seguido en el Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Badalona a instancia de D. X, representado por el Procurador D. David Pastor Miranda. 6.- En dichos autos número 278/87 se dictó sentencia desestimatoria de la demanda el 15 de abril de 1988, la cual fue recurrida por el actor, conociendo en apelación la Sección 13ª de la Audiencia Provincial, en cuyo Rollo 470/88 recayó sentencia con fecha 6 de Abril de 1989 que revocó la del Juzgado. Y, 7.- En dicha apelación, además del apelante Sr. B., que estuvo representado por el Procurador D. Francisco Fernández Anguera y defendido por el Letrado D. José Maria Lligoña Domenech, intervino como apelada Dª Y, cuya representación procesal ostentó el Procurador D. Narciso Ranera Cahís.

 

Segundo. - De los hechos expuestos en el fundamento anterior se deduce con meridiana claridad que la demandante en el declarativo ordinario 1094/89 del Juzgado de Primera Instancia nº 7 de Barcelona, del que este juicio revisorio trae causa, no podía desconocer, ni desconocía, al tiempo de su iniciación el paradero del demandado Sr. B. porque el mismo figuraba en el pleito que pocos meses antes acababan de mantener en grado de apelación ante la Sección 13ª de la Audiencia Provincial. Y lo mismo es aplicable mutatis mutandis a su Procurador, que fue el mismo en ambos pleitos. Además, incluso en la hipótesis de que el demandado hubiera cambiado de domicilio, siempre constituiría diligencia mínima exigible la averiguación de la nueva residencia o paradero preguntando a cualquiera de los Procuradores o Letrado que actuaron por el mismo en el anterior pleito. Y al no obrar así, optando en cambio por la cómoda vía de afirmar la ignorancia del paradero y solicitar el emplazamiento edictal es obvio, por un lado, que se creó para el Sr. X una situación de indefensión, que en nada le es imputable, y, por otro, que se da la racional apariencia jurídica para estimar que tal forma de actuar respondió a la voluntad de ocultar la existencia del pleito, para impedir que el demandado pudiera acudir al mismo y contradecir las pretensiones de la demandante. El supuesto fáctico-jurídico examinado integra, según reiterada jurisprudencia (de la que son ejemplo, las Sentencias de 15 de Enero, 7 de Marzo, 26 de Julio, 7 de Noviembre y 15, 21 y 27 de Diciembre de 1994), la causa de maquinación fraudulenta alegada en la demanda y prevista en el art. 1796, número cuarto, in fine, de la LEC, en cuyo sentido se manifestó el informe del Ministerio Fiscal, y como consecuencia debe acordarse la rescisión de la sentencia impugnada, con expedición de la certificación del fallo y devolución de autos, de conformidad con lo establecido en los arts. 1806 y 1807 de la LEC.

 

Tercero. - Habiéndose estimado, el recurso de revisión procede acordar la devolución al recurrente del depósito constituido, y al no apreciarse la existencia en este juicio revisorio de temeridad por la parte demandada (recurrida) no se hace expresa mención de las costas causadas.

En nombre del rey y en virtud de la autoridad concedida por el pueblo español

 

FALLAMOS

 

Que estimando el recurso de revisión entablado por el Procurador de los Tribunales D. Juan Rodés Durall en representación procesal de D. X  decretamos la rescisión total de la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 7 de esta Ciudad el 20 de Diciembre de 1990 en los autos de juicio de menor cuantía número 1094/1989, por concurrir la causa de maquinación fraudulenta del número cuarto del art. 1796 LEC, y mandamos expedir certificación del fallo con devolución de los autos al Juzgado de procedencia para que las partes usen de su derecho según les convenga. Asimismo acordamos la devolución del depósito a la parte recurrente y no hacer expresa imposición por las costas causadas en el presente juicio revisorio.

Publíquese y notifíquese esta resolución con arreglo a derecho.

Así por esta, nuestra sentencia, lo pronunciamos mandamos y firmamos.


Universitat de Girona ©Projecte Norma Civil
Institut de Dret Privat Europeu i Comparat

Universitat de Girona

Webmaster: Dr. Albert Ruda