Projecte Norma Civil
Departament de Justícia. Generalitat de Catalunya

pàgina elaborada per l'Institut de Dret Privat Europeu i Comparat de la UdG
amb el suport del
Departament de Justícia de la Generalitat de Catalunya

Institut de Dret Privat Europeu i Comparat UdG

Sentència de 9 de març de 1995

Anterior Amunt Següent

 

Sentència del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya
de 9 de març de 1995, núm. 6/1995 (Sala Civil i Penal)

Antecedents de fet 
Fonaments de Dret
Part dispositiva 

Barcelona, nueve de Marzo de mil novecientos noventa y cinco.

VISTOS por la Sala de lo Civil del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, integrada por los Magistrados del margen, el recurso de casación interpuesto contra la sentencia dictada en grado de apelación por la Sección 1ª de la Audiencia Provincial de esta Capital, como consecuencia de juicio ordinario declarativo de menor cuantía, seguido ante el Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Vic, sobre existencia de negocio fiduciario y otros extremos, cuyo recurso fue interpuesto por Dª X, representada por el Procurador de los Tribunales D. Santiago Puig de la Bellacasa y Vandellós y defendido por el Letrado D. José Manuel Calavia Molinero; siendo parte recurrida D. Y, incomparecido en el presente rollo.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero. - Que por la representación procesal de D. Y se interpuso demanda de menor cuantía contra Dª X y contra la Sociedad «A, S.L.» alegando en síntesis: 1) Que en el año 1985 D. Y, por verse implicado en el llamado «fraude al servicio militar» tuvo que marchar a Andorra; 2) Que para garantizar la subsistencia de su esposa la codemandada Dª X, y de sus hijos el Sr. Y. procedió a transmitir a su esposa diversas fincas, bajo la condición de reversión; 3) Que dichas transmisiones se operaron mediante escrituras públicas de fechas 13 de junio de 1985 y 27 de junio de 1985; 4) Que semejantes trasmisiones constituían un negocio fiduciario y, que por documento privado de 26 de noviembre de 1986 ratificado por otro de 22 de marzo de 1990, se pactó la reversión a favor del Sr. Y de las fincas transmitidas; 5) Que la Sra. A. había vendido las fincas del Sr. Y a la sociedad A, S.L., constituida por ella misma y por los dos hijos del matrimonio; 6) Que la sociedad A, S.L. no podía alegar que era un tercero hipotecario; 7) Que, de no estimarse la existencia de un negocio fiduciario, debía estimarse la existencia de un negocio nulo por falta de causa. Aducía los fundamentos de derecho que estimaba de aplicación y terminaba solicitando que se dictase sentencia por la que, como petición principal, se declarase la existencia de un negocio fiduciario entre el actor y la codemandada, condena a la misma a otorgar las escrituras públicas de reversión relacionadas en el hecho segundo de la demanda y, caso de no efectuarlo, se hiciera por la autoridad judicial; así como que se declarase la nulidad de los actos de aportación y compraventa de las referidas fincas a la mercantil A, S.L. y la cancelación de todas las inscripciones causadas por aquellos actos en los Registros de la Propiedad de L., y para el supuesto que alguna de las fincas estuviera en poder de terceros de buena fe y fuese imposible la reversión, se condenase a los demandados al pago del valor de las fincas más los correspondientes daños y perjuicios, según valoraciones a efectuar en ejecución de sentencia; subsidiariamente, y para el supuesto de no estimarse la existencia de un negocio fiduciario, solicitaba que se declarase la nulidad de las adjudicaciones en pago y compraventas de las fincas a favor de la sociedad A, S.L. con la cancelación de las inscripciones registrales y reversión de costas a los demandados y condena a los mismos de los daños y perjuicios causados, según valoración a efectuar en ejecución de sentencia.

2.- Admitida a trámite la demanda, se emplazó a la parte demandada, y en representación de la codemandada A S.L., compareció el Procurador Sr. Arranz, quien se opuso a la demanda, presentando escrito de contestación en el que, resumidamente, alegaba: 1) Que el actor había silenciado la existencia de capitulaciones matrimoniales con su esposa, Dª X, así como los términos y condiciones en que se transmitieron las fincas objeto de la litis-, 2) Que A, S.L. desconocía los hechos alegados por el actor en su demanda y, particularmente, la existencia de documentos privados entre el actor y Dª X; 3) Que A, S.L. era un tercero hipotecario amparado por la fe pública registral. Aducía los fundamentos de derecho que estimaba de aplicación y terminaba solicitando que se absolviese a la parte demandada de los pedimentos efectuados en su contra, con imposición de las costas procesales a la parte actora.

3.- En la representación de Dª X compareció también el Procurador Sr. Arranz, presentando escrito de contestación a la demanda en el que, en síntesis, alegaba: 1) Que el actor había manipulado los hechos en perjuicio de Dª X; 2) Que las transmisiones efectuadas en favor de Dª X eran válidas por responder a una sustitución fideicomisaria en favor de los hijos del matrimonio; 3) Que las fincas «F» y «F» eran propiedad de la Sra. A., aunque constasen inscritas a nombre del actor; 4) Que las transmisiones a la mercantil «A, S.L.» no se habían efectuado con ánimo de perjudicar al actor, sino en cumplimiento de lo pactado en su día entre los esposos. Aducía los fundamentos de derecho que estimaba de aplicación y terminaba solicitando, que se dictase sentencia por la que: a) Se condenase al Sr. Y a pagar a la Sra. A. la cantidad, a determinar en ejecución de sentencia, en concepto de mejora, administración y conservación de las fincas objeto de la presente litis; b) Se declarase que el Sr. Y no era propietario ni ostentaba ningún derecho real sobre las fincas «F» y «F»; c) De estimarse la pretensión actora de otorgarse las escrituras de reversión que se completara con la declaración de la carga o gravamen de sustitución fideicomisaria; d) Que se condenase al Sr. Y al pago de las costas.

4.- Seguido el juicio por sus trámites y practicada la prueba que se declara pertinente, el referido Juzgado de Vic dictó sentencia el día 10 de enero último cuya parte dispositiva contiene el siguiente: «FALLO: Que estimando parcialmente la demanda interpuesta por el Procurador D. Miquel Ylla Rico en nombre y representación de D. Y, contra Dª X y la mercantil «A, S.L.», debo declarar y declaro que entre D. Y y Dª X se concertó un negocio fiduciario y debo condenar y condeno a Dª X a otorgar las escrituras de reversión de las transmisiones de fincas relacionadas en el fundamento segundo de la presente resolución en favor del actor, con el apercibimiento que si lo efectuare, se hará a su costa, y debo declarar y declaro la nulidad de los actos de aportación y compraventa de las referidas fincas a la sociedad «A, S.L.» y la cancelación de las inscripciones causadas por dichos actos en el Registro de la Propiedad, y para el supuesto de que alguna de dichas fincas estuviere en poder de un tercer poseedor de buena fe debo condenar y condeno a los codemandados al pago de su valor, según valoración a efectuar en ejecución de sentencia; y estimando parcialmente la demanda reconvencional formulada por el Procurador D. Carlos Arranz Albo, en nombre y representación de Dª X, contra D. Y a abonar a Dª X las cantidades que, en ejecución de sentencia se acrediten, en concepto de administración, conservación y mejora de las fincas objeto de la litis. Todo ello sin hacer especial pronunciamiento en costas».

Segundo. - Apelada la anterior resolución por la representación de Dª X y de «A, S L.», y sustanciada la alzada con arreglo a derecho, la Sección 1ª de la Audiencia Provincial de Barcelona dictó sentencia con fecha 30 de junio de 1994 cuya parte dispositiva dice así: «FALLAMOS: Que estimando como estimamos en parte el recurso de apelación interpuesto por el Procurador Sr. Puig de la Bellacasa en nombre y representación de la parte demandada contra la sentencia dictada en autos de menor cuantía nº 358/91 (Rollo 138/94) por el Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Vic debemos revocar y revocamos en parte dicha sentencia y en su consecuencia estimando en parte la reconvención debemos declarar y declaramos que D. Y no es el propietario ni tiene ningún derecho real de ninguna clase sobre las fincas denominadas F y F, por haber sido adquiridas por Dª X por título de dación en pago en virtud de escritura notarial del Notario Sr. Valverde Galán de Barcelona, y sin que la Sra. A. tenga que ser indemnizada por mejoras de tales fincas por ella realizadas desde 1985, todo ello sin hacer especial pronunciamiento en cuanto a las costas de ambas instancias por imperativo legal, y confirmando como confirmamos, en todo lo demás, la parte dispositiva de la sentencia de instancia, bien que por los fundamentos, en cuanto a la estimada en parte demanda principal, establecidos en la presente resolución, debiendo declarar como declaramos nulas y sin efecto las transmisiones de inmuebles realizadas entre partes mediante las escrituras de 13-VI-85 (nº 962 del protocolo del Notario Sr. Valverde Galán, de Barcelona) y de 27-VI-85 (nº 633 del protocolo del Notario de Vic Sr. de la Fuente Real). Todo ello sin costas relativas a ninguna de las dos instancias».

Tercero. - El Procurador D. Santiago Puig de la Bellacasa y Vandellós compareció ante esta Sala en nombre y representación de Dª X interponiendo recurso de casación contra la anterior sentencia al amparo de los siguientes motivos:

Primero. - Al amparo del nº 4 del art. 1.692 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, denunciando infracción de normas del Ordenamiento Jurídico, considerando infringidos los arts. 182, 185, 186 y 201 del Código de Sucesiones por causa de muerte en el Derecho Civil de Cataluña, y,

Segundo. - Al amparo del nº 4 del art. 1692 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, denunciando infracción, de normas del Ordenamiento Jurídico, considerando infringido el art. 217 del Código de Sucesiones por causa de muerte en el Derecho Civil de Cataluña

Cuarto. - Por Auto de esta Sala de fecha 5 de enero pasado, se declaró formalizado en tiempo el recurso de casación entablado por la representación procesal de Dª X, disponiéndose el trámite previsto en el art. 1709 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, a cuyos fines pasarían las actuaciones al Ministerio Fiscal. Y se declaró desierto y por tanto caducado el recurso de casación preparado en nombre de la entidad mercantil «A, S.L.». Evacuado el trámite del Ministerio Fiscal por Auto de 13 de febrero se admitió el recurso de casación interpuesto por la representación de Dª X y habida cuenta la incomparecencia en el recurso de la parte recurrida, se declaró no haber lugar a abrir el trámite de impugnación del recurso y se señaló para la votación y el fallo el día VEINTITRÉS DE LOS CORRIENTES en que tuvo lugar.

Ha sido Ponente el Magistrado Ilmo. Sr. D. Jesús E. Corbal Fernández.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero. - El primer motivo del recurso de casación objeto de enjuiciamiento, en el que, por el cauce procesal del número cuarto del art. 1692 LEC, se denuncia la infracción de los arts. 182,185,186   del Código de Sucesiones por causa de muerte en el Derecho Civil de Cataluña (Ley 40/1.991, de 3 diciembre), no puede ser acogido por las razones siguientes: 1ª- La normativa jurídica que se menciona no se infringió por la Sentencia recurrida -dictada por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de esta Ciudad el 30 de junio de 1994- porque no la aplica, al tomar en consideración los preceptos que cita de la Compilación como Derecho Catalán básicamente vigente en el momento de deferirse la sucesión del padre del actor, por lo que no se pudo incurrir en aplicación indebida o en interpretación errónea, y por otro lado no cabe considerarla vulnerada por falta de aplicación toda vez que el Código de Sucesiones no había sido dictado al tiempo de producirse la sucesión, y las sustituciones fideicomisarias se rigen por el Derecho vigente a la muerte del causante -fideicomitente, como declara reiterada jurisprudencia (Ss. TS. 22 de diciembre de 1973,30 abril 1.981, y 3 junio 1988,y de esta Sala de 19 de julio de 1993); 2ª- Aunque cupiere entrar en el análisis del fondo del motivo en la consideración de que los artículos expresados del Código de Sucesiones coinciden sustancialmente con los de la Compilación (arts. 163, 164 y 178) y con el Derecho vigente en Cataluña con anterioridad a ésta en la materia de que se trata, ocurre que se impugna un fundamento jurídico que no trasciende al particular del fallo que se indica en el recurso, y es doctrina jurisprudencial conocida que no cabe contradecir en el recurso razonamientos jurídicos no determinantes del fallo, y ello tanto más si se advierte que se entienda hay un negocio fiduciario cum amico, o que se ha faltado a la prohibición de disponer, es obvio que en ninguno de los dos casos ha llegado a producirse la transmisión dominical, en el primero porque el negocio fiduciario no priva de la propiedad al fiduciante, ni siquiera en el caso de que el fiduciario -mero titular formal - enajene a tercero, salvo que éste desconociere la realidad de la fiducia contractual, y en el segundo, porque, como sostiene la doctrina, la vulneración de la prohibición de disponer impuesta por el causante fideicomitente acarrea la nulidad de pleno derecho de los actos dispositivos realizados por el fiduciario sucesorio; 3ª- Es absolutamente desacertado el argumento del motivo relativo, a que la Sentencia niega la existencia de los fideicomisarios. Bien al contrario, claramente lo admite en diversos apartados; y lo único que sienta es que el marido como fiduciario no podía sustituir a su mujer en su lugar, afirmación cabalmente correcta pues es obvio que el esposo no podía designar a su mujer, ni como fiduciaria, ni como fideicomisaria; y, 4ª- Se efectúan también en el motivo otras alegaciones que deben rechazarse: la no inscripción del título sucesorio en el Registro de la Propiedad no es tema del pleito, ni pueda serlo del recurso, pues si bien la falta de constancia registral del gravamen fideicomisario se planteó en primera instancia, con independencia de si se tenía o no legitimación para ello, no se apeló de la falta de pronunciamiento del Juzgado, como explícitamente se dice en la Sentencia de la Audiencia (no obstant, quant a aquest punt, no ha impugnat la sentència), por lo que el tema devino firme y excluido de la casación; por otro lado, decir que el fiduciario no se ha ocupado de la conservación y administración de los bienes fideicomitidos, produce perplejidad, pues el negocio fiduciario tuvo como finalidad básica encargar a su esposa de dicha administración; y por último, es cierto que el fiduciario sucesorio no podía disponer «inter vivos», pero ello no se vulnera con un negocio fiduciario -que como se dijo, en absoluto transmite la propiedad, sino únicamente una titularidad formal, pero en cualquier caso, tal incumplimiento determina la nulidad de la transmisión inmobiliaria, y no es de ver como ello puede servir de base a un efecto jurídico favorable a la aquí recurrente.

 

Segundo. - El segundo motivo, en el que al amparo del número cuarto del artículo 1692 LEC se denuncia la infracción del art. 217 del Código de Sucesiones de Cataluña, debe correr la misma suerte del anterior, por serle de aplicación mutatis mutandis los mismos argumentos, con la matización de que su contenido recoge sustancialmente el del art. 186 de la Compilación. Se repite: hubiere una transmisión de dominio prohibida, y por lo tanto nula, o una mera transmisión fiduciaria cum amico, y por lo tanto de titularidad formal esencialmente revocable, el efecto jurídico de regreso de los bienes a la persona del fiduciario sucesorio (actor-recurrido) sería incontrovertible en ambos casos. Y en cuanto a la falta de constancia registral del gravamen fideicomisario debe estarse a lo dicho en el fundamento jurídico primero, lo que debe entenderse sin perjuicio de que por parte legitimada al efecto pueda interesarlo con arreglo a derecho.

Tercero. - De conformidad con lo establecido en los arts. 1.715, último párrafo, y 1703, a contrario sensu, de la LEC, al no haberse acogido ningún motivo del recurso, se imponen a la recurrente las costas causadas, sin que haya lugar a pronunciarse sobre el depósito, que no fue constituido por no ser conformes las Sentencias dictadas en primera y segunda instancia.

EN NOMBRE DEL REY Y POR LA AUTORIDAD CONFERIDA POR EL PUEBLO ESPAÑOL

 

FALLAMOS

Que desestimamos el recurso de casación formulado por el Procurador D. Santiago Puig de la Bellacasa y Vandellós en representación procesal de Dª X contra la Sentencia dictada por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Barcelona el 30 de junio de 1994, y condenamos a la recurrente al pago de las costas causadas en este recurso de casación. Notifíquese esta resolución a las partes personadas y publíquese con arreglo a Derecho. Remítanse el Rollo y Autos a la Sala de procedencia, con testimonio de esta resolución.

Esta es nuestra sentencia, que pronunciamos, mandamos y firmamos.

 


Universitat de Girona ©Projecte Norma Civil
Institut de Dret Privat Europeu i Comparat

Universitat de Girona

Webmaster: Dr. Albert Ruda