Projecte Norma Civil
Departament de Justícia. Generalitat de Catalunya

pàgina elaborada per l'Institut de Dret Privat Europeu i Comparat de la UdG
amb el suport del
Departament de Justícia de la Generalitat de Catalunya

Institut de Dret Privat Europeu i Comparat UdG

Sentència de 30 de desembre de 1994

Anterior Amunt

 

Sentència del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya
de 30 de desembre de 1994, núm. 25/1994 (Sala Civil i Penal)

Antecedents de fet
Fonaments de Dret
Part dispositiv
a

Barcelona, a treinta de diciembre de mil novecientos noventa y cuatro.

VISTO por la Sala de lo civil del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, integrada por los magistrados expresados al margen, los presentes autos de recurso extraordinario de revisión, interpuesto por Dª X1, Dª X2., D. X3 y D. X4, representados por el procurador D. Juan Bautista Bohigues Cloquell y defendidos por el Letrado D. José Eduardo Monedero Cobo, interpuesto contra la Sentencia firme y ejecutoria dictada por el Juzgado de Primera Instancia núm 4 de Sant Boi de Llobregat en autos de juicio Verbal nº 148/90 sobre redención de censo, a instancia de D. Y1, aquí representada por el procurador D. Manuel Rodés Garriga y defendido por el Letrado D. Oriol Savall López-Reynals, y

 

ANTECEDENTES DE HECHO

 

Primero. - El procurador D. Juan Bautista Bohigues Cloquell, en representación de Dª X1, Dª X2, D. X3 y D. X4, mediante escrito de fecha 2 de mayo de 1994, interpuso demanda de recurso de revisión contra la sentencia firme y ejecutoria dictada por el Juzgado de Primera Instancia núm 4 de Sant Boi de Llobregat en autos de Juicio Verbal nº 148/90 sobre redención de censo, a instancia de D. Y1, aquí parte recurrida, contra los demandados, aquí parte recurrente, ya mencionados.

A los efectos prevenidos en el art. 1800 de la Ley de Enjuiciamiento Civil hacia constar que el recurso de revisión se interponía sin haber transcurrido cinco años desde la publicación de la sentencia que lo motiva, que fue dictada en fecha 3 de octubre de 1990 y publicada en el BOP de Barcelona el día 23 de enero de 1991, y también que en relación con lo dispuesto por el art. 1798 de la misma ley, se interponga dentro de los tres meses contados desde que se descubrió el fraude, que lo fue el día 3 de febrero de 1994, con motivo ser notificada al suscrito Procurador una certificación de los autos de referencia. Igualmente hacía constar que se acude a este recurso extraordinario como único remedio legal para corregir la situación de fraude, ya que los demandados, fueron declarados en rebeldía y emplazados por edictos, tienen caducado el plazo de un año reflejado en el artículo 777 de la repetida Ley rituaria para obtener audiencia contra la sentencia dictada en rebeldía.

Después de alegar los hechos y fundamentos que estimó oportunos, terminaba suplicando a la Sala que se tuviera por interpuesto el recurso de revisión contra la indicada sentencia, y previos los trámites legales, se dicte sentencia, dando lugar al recurso y rescindiendo en todo la sentencia impugnada, devolviendo los autos al Juzgado de que proceden a los efectos del art. 1807 de la Ley Procesal, por medio de un primer otrosí acompañaba resguardo acreditativo de depósito conforme al art. 1799 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, por segundo otrosí se interesaba la expedición de exhorto para el emplazamiento del demandado D. Y1; por un tercer otrosí pedía el recibimiento a prueba del presente recurso.

 

Segundo. - Por proveído de fecha 4 de mayo de 1994, se tuvo por parte legítima en nombre de los recurrentes al procurador de los Tribunales D. Juan Bautista Bohigues Cloquell y se designó Ponente al que pasaron las actuaciones para instrucción y sometimiento a deliberación de la resolución procedente. Por providencia de fecha 5 de mayo de 1994, se reclamó mediante exhorto testimonio de la demanda y sentencia respecto de los autos de juicio verbal nº 148/90 del Juzgado de Primera Instancia nº 4 de Sant Boi de Llobregat, y se mandó testimoniar el resguardo de depósito quedando el original bajo la custodia de la Secretaria.

 

Tercero. - Por providencia de fecha 26 de mayo de 1994 se tuvo por recibido el testimonio de particulares correspondiente a la demanda y sentencia del juicio verbal nº 148/90 y de conformidad con el art. 1801 de la Ley de Enjuiciamiento civil se emplazó a la parte recurrida para que en el término de 40 días compareciera a sostener lo que conviniera a su derecho. Oportunamente compareció en autos el referido demandado en revisión, representado por el Procurador de los Tribunales D. Manuel Rodés Garriga, que a la vez contestaba la demanda en base a los hechos y fundamentos de derecho que estimó oportunos, para terminar suplicando que se acordara la inadmisión por extemporáneo del Recurso de Revisión postulado o que se dictara Sentencia en la que se desestimara el Recurso de Revisión promovido por la adversa, al no existir maquinación fraudulenta alguna, no apreciándose en consecuencia, la existencia de ninguna de las causas previstas en el caso 4º del art. 1796 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Con expresa imposición de costas a la contraparte.

 

Cuarto. - Por providencia de fecha 27 de octubre de 1994 se tuvo por evacuado el trámite de contestación mediante el escrito impugnando el recurso interpuesto, siguiéndose los sucesivos trámites conforme a lo establecido para la sustanciación de los incidentes y de conformidad con lo solicitado por ambas partes, se recibió a prueba el incidente por el término de veinte días común a ambas partes para proponer y practicar la prueba, formándose los correspondientes ramos separados, llevándose a efectos las pruebas admitidas, todo ello con el resultado que consta en los autos. El 22 de noviembre de 1994, finalizó el período probatorio y de conformidad a lo prevenido en el art. 755 de la Ley de Enjuiciamiento Civil se unieron a los autos las pruebas practicadas y se trajeron a la vista para sentencia, con citación de las partes litigantes. Por providencia de fecha 5 de diciembre de 1994, al haber transcurrido el término concedido a los litigantes sin haber solicitado celebración de vista pública, conforme a lo previsto en el art. 1802 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, se acordó oír al Ministerio Fiscal acerca de si había o no lugar a la admisión del recurso comunicándole las actuaciones a tales fines y habiendo evacuado oportunamente el traslado, en otro proveído de fecha 19 de diciembre de 1994 se dispuso que quedaran los autos a la vista para dictar sentencia.

Ha sido ponente el Ilmo. Sr. Magistrado D. Luis Mª Díaz Valcárcel.

 

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

 

Primero. - Con carácter previo a cualquier consideración sobre los motivos alegados para solicitar la revisión de la sentencia firme dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 4 de Sant Boi de Llobregat sobre redención de censo enfitéutico es preciso examinar si el recurso extraordinario de revisión ha sido interpuesto dentro del plazo previsto por el art. 1797 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, concretamente el de tres meses contados desde el día en que se descubrió el fraude. Hay que tener en cuenta, al respecto, la doctrina unánime y reiterada del Tribunal Supremo -de la que puede servir de ejemplo reciente la sentencia de 13 de julio de 1994- según la cual el plazo de tres meses para interponer la demanda es un plazo de caducidad, de naturaleza civil, no procesal, en el que no se descuentan los días inhábiles y que ha de contarse de fecha a fecha, siendo el dies a quo el del conocimiento del fraude. Por otra parte, ha de ser el recurrente quien acredite el día en que tuvo conocimiento del fraude para computar el plazo del art. 1798 (S.T.S. 17 de marzo de 1993), dies a quo que ha de probarse con absoluta claridad y precisión (Ss. T.S. de 16 de marzo de 1992 y 12 de febrero de 1993).

 

Segundo. - En el caso que nos ocupa puede establecerse la siguiente sucesión diacrónica: a) El Juzgado de Primera Instancia nº 4 de Sant Boi de Llobregat, en fecha 3 de octubre de 1990, dictó sentencia en el juicio verbal 148/90 en que declaraba la redención forzosa de un censo cuyo dominio directo correspondía a los hermanos -----. Los demandados fueron citados por edictos ya que el actor manifestó desconocer sus circunstancias, domicilios y paradero; b) La sentencia fue publicada en el B.O. de la provincia de Barcelona de 23 de enero de 1991. c) En ejecución de la meritada sentencia, el 25 de julio de 1991 el Juez de Primera Instancia otorgó escritura notarial de redención de censo. d) Dicha escritura tuvo entrada en el Registro de la Propiedad de Sant Boi de Llobregat el día 11 de octubre de 1991, produciendo la inscripción sexta de la finca registral nº 3996. Hay que hacer constar que en la inscripción de la escritura de redención del censo, otorgada por el Juez de Primera Instancia, se relatan in extenso las vicisitudes del proceso y, concretamente, que los demandados fueran citados edictalmente y que se les notificó la sentencia de la misma forma. e) Posteriormente falleció uno de los hermanos ------ y aparece en el Registro asiento de presentación nº 1622-1-34 de documento relativo a la herencia, entre cuyos bienes figuraba el censo de autos. La herencia no pudo inscribirse por constar que el censo había sido redimido. f) En fecha 28 de diciembre de 1993, los hoy recurrentes solicitaron del Juzgado de Primera Instancia nº 4 de Sant Boi certificación de las actuaciones, manifestando textualmente que «esta parte ha tenido conocimiento estos días de que en este Juzgado se siguió pleito 148/90 por redención de censo, promovido por don Y1 contra los hermanos D. X4, X1, Dª X2 y D. X3, los que no fueron citados personalmente a juicio» (f. 78). g) El día 3 de febrero de 1994 fue notificada al procurador de los recurrentes certificación de los autos de referencia y la demanda de revisión se presentó el día 3 de mayo siguiente.

 

Tercero. - Los actores, en la demanda rectora del presente procedimiento, fundamentan la pretensión revisoria en una supuesta maquinación fraudulenta (nº 4 del art. 1796 LEC) consistente en que los demandantes en el juicio verbal sobre redención de censo omitieron «deliberadamente en su demanda los domicilios en que los demandados podían ser notificados para evitar que fueran emplazados y pudieran contradecir y oponerse a la demanda» (alegación tercera del escrito interponiendo el recurso de revisión). Resulta pues patente que el día inicial para el cómputo del plazo trimestral prevenido en el art. 1798 de la LEC es aquél en que tuvieron conocimiento del supuesto fraude, es decir, cuando se enteraron de que el censo había sido redimido en un procedimiento en el cual habían sido emplazados por edictos. Es evidente que el descubrimiento del fraude no se produjo en el momento en que les fue notificada la sentencia -justo tres meses antes de la presentación de la demanda revisoria- sino aquel otro momento, necesariamente anterior al 28 de diciembre de 1993, en que la lectura de los asientos registrales les puso de manifiesto no sólo la redención del censo sino también que se había redimido en un proceso en el que ellos habían sido emplazados por edictos. No se trata aquí de presunciones de publicidad de los asientos registrales sino de conocimiento efectivo de los mismos como claramente se indica en la solicitud ya referenciada de 28 de diciembre de 1993.

 

Cuarto. - Finalmente conviene precisar que la desestimación del recurso por extemporáneo releva a la Sala de cualquier consideración sobre la existencia de la maquinación fraudulenta denunciada. No hay que olvidar que el recurso de revisión es extraordinario por ir contra sentencias firmes, que el Tribunal revisor no puede convertirse en una tercera instancia y que todos los supuestos del art. 1796 exigen una interpretación restrictiva (Sentencia T.S. de 4 de noviembre e 1992). Por otra parte, y como afirma la S.T.S. de 11 de febrero de 1948, el día inicial del cómputo de los tres meses a que se refiere el art. 1798 de la LEC no es el momento en que el recurrente se provee de un medio probatorio sino aquél en que adquiere conocimiento o descubre el fraude.

 

Quinto. - Declarada la improcedencia, por extemporáneo, del recurso de revisión, y en aplicación del art. 1809 de la LEC, debe condenarse a los promoventes a la pérdida del depósito y al pago de todas las costas del juicio.

Por todo lo dicho, en nombre del Rey y por la autoridad que nos confiere la Constitución.

 

FALLAMOS

 

Desestimar el recurso extraordinario de revisión promovido por doña X1, doña X2 y don X3 y por don X4 contra la sentencia dictada por el Juez de Primera Instancia número cuatro de Sant Boi de Llobregat en el juicio verbal 148/90 sobre redención de censo promovido por don Y1 contra don X4, doña X1, doña X2 y don X3. Con pérdida del depósito constituido por los recurrentes y expresa imposición de todas las costas del juicio.

Así lo acordamos por esta nuestra sentencia contra la que no cabe recurso jurisdiccional alguno.


Universitat de Girona ©Projecte Norma Civil
Institut de Dret Privat Europeu i Comparat

Universitat de Girona

Webmaster: Dr. Albert Ruda