Projecte Norma Civil
Departament de Justícia. Generalitat de Catalunya

pàgina elaborada per l'Institut de Dret Privat Europeu i Comparat de la UdG
amb el suport del
Departament de Justícia de la Generalitat de Catalunya

Institut de Dret Privat Europeu i Comparat UdG

Sentència de 4 de desembre de 2003

Anterior Amunt Següent

 

 
 

 

Sentència del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya

de 4 de desembre de 2003 núm. 46/2003 (Sala Civil i Penal)

 

Antecedents de fet 
Fonaments de dret
Part dispositiva

Presidente:

Excmo. Sr. Guillem Vidal Andreu

Magistrados/as:

Ilmo. Sr. Antoni Bruguera i Manté

Ilma. Sra. Núria Bassols i Muntada

La Sala Civil del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, integrada por los magistrados que se expresan más arriba, ha visto el recurso de casación núm. 99/2003 contra la sentencia dictada en grado de apelación por la Sección 19ª de la Audiencia Provincial de Barcelona en el rollo de apelación núm. 703/02, como consecuencia de las actuaciones de juicio de menor cuantía núm. 47/01 seguidas ante el Juzgado de Primera Instancia núm. 39 de Barcelona. La entidad X, SL, ha interpuesto este recurso representada por la procuradora Sra. Mª Teresa Vidal Farré y defendida por la letrada Sra. Montserrat Rodríguez Sánchez. Es parte contra la cual se recurre el Sr. Y, representado por el procurador Sr. David Elies Vivancos y defendido por el letrado Sr. Francesc Torres Vallespí.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero. El procurador de los tribunales Sr. David Elies Vivancos actuó en nombre y representación del Sr. Y formulando demanda de juicio de menor cuantía núm. 47/01 en el Juzgado de Primera Instancia núm. 39 de Barcelona. Seguida la tramitación legal, el Juzgado indicado dictó Sentencia con fecha 6 de abril de 2002, la parte dispositiva de la cual dice lo siguiente: “FALLO: Que desestimo en su integridad la reconvención formulada por X, SL, contra Don Y, y en consecuencia, absuelvo al demandado de las pretensiones de rescisión negocial frente a él dirigidas en forma principal y subsidiaria.

“Que estimando en su totalidad la demanda interpuesta por D. Y contra X, SL, es procedente verificar los siguientes pronunciamientos:

“A) Condeno a X, SL, a estar y pasar por los acuerdos convenidos con el actor en fecha 15 de diciembre de 1998 y ratificados mediante escritura pública de 15 de junio de 2000 autorizada por el notario de Barcelona don Ignacio Permanyer.

“B) Condeno a X, SL, a que en veinte días a contar desde la notificación de la presente, otorgue escritura pública de compraventa a favor de D. Y por la que se le reconozca y le transmita la octava parte indivisa de la finca XXXX del Registro de la Propiedad número 2 de Terrassa que X, SL, se adjudicó en la subasta celebrada en fecha 15 de diciembre de 1998 por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria de Barcelona, en cuyo acto abonará la suma de 787.500.- pesetas como reintegro de la parte pagada en la adjudicación, más 55.125.- pesetas en concepto de cuota del impuesto sobre transmisiones patrimoniales, todo ello bajo apercibimiento de ser realizado de oficio y a su costa en caso de inejecución voluntaria dentro del plazo señalado.

“Las costas causadas por el seguimiento del proceso en primera instancia se imponen a X, SL.”

Segundo. Contra esta Sentencia, la parte demandada interpuso recurso de apelación, que se admitió y se sustanció en la Sección 19ª de la Audiencia Provincial de Barcelona, la cual dictó Sentencia en fecha 5 de febrero de 2003, con la siguiente parte dispositiva: “FALLAMOS: Que desestimando íntegramente el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de X, SL, contra la Sentencia dictada el 6 de abril de 2002 por el Juzgado de Primera Instancia nº 39 de Barcelona, en los autos de juicio ordinario de menor cuantía 47/2001, del que dimana este rollo, debemos ratificar y ratificamos dicha resolución, con imposición de las costas causadas en esta alzada a la recurrente“.

Tercero. Contra esta Sentencia, la procuradora Sra. Mª Teresa Vidal Farré, en nombre y representación de la entidad X., SL, interpuso recurso de casación que por auto de esta Sala de fecha 29 de septiembre de 2003 se admitió a trámite, dándose traslado a la parte recurrida y personada para formalizar su oposición por escrito en el plazo de veinte días.

Cuarto. Por providencia de fecha 27 de octubre de 2003 se tuvo por formulada oposición al recurso de casación, y de conformidad con el art. 485 de la Ley de enjuiciamiento civil se señaló para su votación y fallo, que ha tenido lugar, el día 24 de noviembre de 2003, a las 10.30 horas de la mañana.

Se ha designado ponente al Excmo. Sr. Guillem Vidal Andreu.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero. Se interpone recurso de casación contra la Sentencia dictada en fecha 5 de febrero de 2003 por la Sección Decimonovena de la Audiencia Provincial de Barcelona, en rollo de apelación 703/02 procedente de juicio de menor cuantía nº 47/01 tramitado ante el Juzgado de Primera Instancia nº 39 de Barcelona.

La sentencia ahora recurrida desestimó íntegramente el recurso de apelación interpuesto contra la Sentencia dictada por el magistrado titular de aquel Juzgado en fecha 6 de abril de 2002, que condenaba a la entidad demandada X, SL, a estar y pasar por lo convenido con el actor, D. Y, en documento de 15 de diciembre de 2000 y, en consecuencia, a otorgar escritura pública de compraventa a favor del mismo respecto a la octava parte indivisa de la finca nº XXXX inscrita en el Registro de la Propiedad nº 2 de Terrassa que X, SL, se adjudicó en pública subasta celebrada el 15 de diciembre de 1998 por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria de Barcelona; desestimando, al tiempo, la reconvención formulada por la parte demandada que alegaba lesión en más de la mitad del justo precio respecto a la octava parte ya transmitida de la finca y la octava parte que faltaba por transmitir, ambas adquiridas por el precio total de 1.575.000 pesetas.

La controversia giraba en torno a un pacto convenido entre las partes, previo a la subasta y declarado no perseguible penalmente por el Ministerio Fiscal, mediante el cual el actor accedía a no tomar parte en la subasta mientras que X, SL, se comprometía a transmitir inmediatamente a D. Y la mitad de la porción adquirida (1/8 de la finca) por la mitad del precio fijado en la subasta, y a la posterior transmisión de la otra mitad (la otra octava parte) en las mismas condiciones económicas si en el plazo de dos años no hubiera devenido propietaria de toda la finca, como así ocurrió. La primera parte del convenio fue cumplida por X, SL, mediante escritura pública de 15 de junio de 2000, abonando el demandante 787.500 pesetas más la mitad de la cuota satisfecha del impuesto de transmisiones patrimoniales.

En el presente recurso, la representación procesal de X, SL, reproduce su petición de rescisión por lesión, articulando el recurso en dos motivos al amparo del “núm. 3º, párrafo segundo, del art. 477 de la Ley de enjuiciamiento civil” (sic), con invocación en el primero de la vulneración del art. 321 de la Compilación del derecho civil de Catalunya y con invocación en el segundo de la Sentencia de fecha 7 de junio de 1990 dictada por esta Sala (e incluyendo en el desarrollo del motivo la sentencia 31/1995 ).

Segundo. En el primer motivo de recurso denuncia el demandado un supuesto error de la sentencia recurrida en cuanto que, con infracción del citado art. 321 de la Compilación, no tiene en cuenta que la nota de aleatoriedad a que el precepto se refiere ha de recaer sobre el bien (y no sobre el precio), siendo así que en el caso de autos el bien era cierto y determinado y sólo el precio se fijaba en función del precio de adquisición.

El motivo no puede prosperar.

El art. 321, segundo párrafo, de la Compilación estatuye que no procederá la acción rescisoria en “les compravendes o alienacions fetes mitjançant subhasta pública, ni en aquells contractes en els quals el preu o contraprestació hagi estat decisivament determinat pel caràcter aleatori o litigiós del que s’adquireix o pel desig de liberalitat de l’alienant”.

Es decir, en Cataluña, a diferencia de lo que ocurre en otros ordenamientos jurídicos, la ley, con enunciación abierta, no excluye de la rescisión los contratos aleatorios, sino aquellos contratos —aleatorios o conmutativos— en los que el precio se haya fijado en relación con el carácter aleatorio del bien que se transmite; aleatoriedad del bien que no se centra exclusivamente en su existencia física o jurídica, sino también en la existencia de determinadas condiciones, fundamentalmente jurídicas, que influyen en su determinación y respecto de las cuales descansa la especificación del precio (vid., en este sentido, nuestra Sentencia de 17 de diciembre de 1998).

En el caso presente es palmario, y así se hace ver en las dos sentencias de instancia, que el precio de la transmisión no era un precio cierto sino que venía determinado por un aleas del bien finalmente adquirido, esto es, su adquisición y su mismo precio, habida cuenta de que una y otra circunstancias dependían del resultado de la subasta pública.

Pero hay más: la acción rescisoria ejercitada por la parte demandada en el presente procedimiento en ningún caso puede ser amparada por encerrar un claro y flagrante fraude de ley, y el art. 11.2 de la Ley orgánica del poder judicial establece que “los juzgados y tribunales rechazarán fundadamente las peticiones, incidentes y excepciones que se formulen con manifiesto abuso de derecho o entrañen fraude de ley o procesal”.

En efecto, como han indicado las dos sentencias de instancia, el acuerdo entre las partes perseguía —con la abstención de algunos licitadores— la adquisición del bien inmueble, a través de la subasta, en las condiciones económicas más favorables, de forma que ampararse ahora en esta circunstancia para impugnar el precio es utilizar la norma para un fin desviado. Como bien dice la sentencia recurrida “no era la equivalencia de prestaciones o la paridad de sacrificios lo perseguido por las partes en aquel instante, sino la obtención de un precio conveniente que delimitaría las consecuencias futuras y derivadas sobre un inmueble que aun determinado era de atribución discutible y sometida al curso de la subasta”.

Si sobre lo anterior se añade —ex abundantia— que el recurrente va contra sus propios actos al haber cumplido parte del pacto mediante la transmisión de la primera octava parte de la finca, habrá de convenirse en que el motivo debe ser rechazado, como ya se adelantaba.

Tercero. El segundo motivo de recurso deja en la más absoluta indeterminación la norma que se estima infringida de las aplicables para resolver las cuestiones objeto del proceso, con olvido de lo que ordena el art. 477.1 de la LEC.

El recurrente se limita a afirmar que la sentencia está en contradicción con la posición de la Sentencia de esta Sala de 7 de junio de 1990. De esta forma el recurrente confunde los motivos de recurso con los requisitos de su acceso casacional, uno de los cuales, efectivamente, es que el recurso tenga interés casacional (art. 477.3 LEC) por oponerse a la doctrina jurisprudencial de esta Sala (art. 477.3, segundo párrafo), que, por cierto, no es formada por una sino por dos o más sentencias concordes.

El recurrente, a mayor abundamiento, se limita a transcribir un párrafo de la misma, sin advertir que los supuestos fácticos y jurídicos contemplados en dicha sentencia (como así los de la citada en el desarrollo del motivo, nº 31/95, de 7 de noviembre) son distintos a los enjuiciados en el evento que nos ocupa.

Por lo demás, en el contenido del motivo la parte recurrente reincide en la cuestión de que el precio de la compraventa no fue determinado en función del carácter aleatorio o litigioso del bien adquirido, tema que ya ha sido abordado en el fundamento precedente.

De esta forma el motivo también ha de ser desestimado, y con él todo el recurso.

Cuarto. De conformidad con el art. 397.1 en relación con el 394, ambos de la ley procesal, se impondrán al recurrente las costas causadas.

Así pues,

PARTE DISPOSITIVA

Debemos desestimar y desestimamos el recurso de casación interpuesto por la procuradora de los tribunales Dª. María Teresa Vidal Farré, en nombre y representación procesal de X, SL, contra la Sentencia dictada en fecha 5 de febrero de 2003 por la Sección Decimonovena de la Audiencia Provincial de Barcelona, en rollo de apelación 703/02 procedente de juicio de menor cuantía nº 47/01, tramitado ante el Juzgado de Primera Instancia nº 39 de Barcelona; en consecuencia, confirmamos la misma íntegramente, con imposición a la parte recurrente de las costas causadas.

Notifíquese la presente a las partes y, con su testimonio, remítanse los autos originales y el rollo a la indicada Sección de la Audiencia.

Así lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

 

 
 

 


Universitat de Girona ©Projecte Norma Civil
Institut de Dret Privat Europeu i Comparat

Universitat de Girona

Webmaster: Dr. Albert Ruda